Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

La carta de Soraya al ladrón de su bici: "Si la necesitas más que yo, te la puedo dejar"

Esta gallega recién llegada a Zaragoza ha dejado un cariñoso escrito en la calle Don Jaime, donde le robaron la bicicleta. “Es mi visión de la vida”, señala.

Soraya Lema, en el sitio donde le robaron la bicicleta.
Soraya Lema, en el sitio donde le robaron la bicicleta.
Toni Galán

Soraya Lema trajo su bicicleta desde Galicia hace apenas diez días. Recién llegada a Zaragoza, pensó que pedalear era una buena manera de moverse por la ciudad. Sin embargo, el pasado domingo su bicicleta desapareció. La había dejado candada en un aparcabicis de la calle Don Jaime I, cerca de su casa. Denunció este hecho ante la Policía, pero quiso hacer algo más.

Colgó un cartel en el aparcabicis que ha llamado la atención de muchos viandantes. En él, se dirige directamente al ladrón, al que llama “amigo o amiga”. “Necesito la bicicleta para desplazarme, soy una recién llegada a la ciudad y confío en que vuelva a mis manos. Si tú la necesitas más que yo, te podría ayudar o dejártela un tiempo, no dudes en contactarme”, dice Soraya, quien para ello deja su número de teléfono en la nota.

Rodeado por un gran corazón rojo, el texto también explica que es la primera bicicleta que comprar con sus ahorros, después “de unos meses duros de trabajo en el hospital durante la pandemia”. Soraya da las gracias “de antemano” y despide su carta con una sonrisa.

Imagen de la carta de Soraya.
Imagen de la carta de Soraya.
Toni Galán

Esta joven gallega, de 33 años y recién llegada a Zaragoza, explica que cuando descubrió que le habían robado la bici sintió “tristeza y enfado”, ya que “estaba muy contenta” por haberla podido traer a su nuevo destino. “Le tenía mucho cariño, porque durante la pandemia fue un gran instrumento para poder salir, escapar de casa y hacer deporte, y además había hecho parte del Camino de Santiago con ella”, relata.

Denunció el robo -de momento no hay noticias de la Policía- y también lo notificó en el registro de bicicletas, donde se tratan de localizar los vehículos robados a través de su número de bastidor. “He visto que Zaragoza es de los sitios donde más roban. Si lo llego a saber antes…” lamenta.

Tras ese primer momento de rabia, decidió “dar un toque de magia” a la situación. “En el fondo me da pena que alguien tenga que robar, pensé que por qué esa persona tiene que hacer algo así”, reflexiona. “No sé, es mi visión de la vida”, resume. Soraya, que es actriz pero ha trabajado en un hospital de Santiago como celadora, se ofrece “sinceramente” a ayudar a esa persona “para que no haga eso a más gente”.

Imagen de la bicicleta robada.
Imagen de la bicicleta robada.
Heraldo

Cuando ha pasado por el aparcabicis, ha comprobado que la gente se para a leer la carta. “El otro día había dos camareros y dijeron que les había encantado, que parecía una carta de amor. En el fondo casi lo es”, señala.

Esta joven gallega, que estudió trabajo social, se instaló definitivamente en Zaragoza hace apenas un par de semanas, aunque en septiembre ya había estado por aquí dejando cosas. Ha venido a la capital aragonesa “un poco por amistad” y para dar clases de teatro en francés. De momento, irá trabajando “en lo que vaya saliendo”… y a la espera de que pueda reencontrarse con su bicicleta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión