Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Los vecinos de Santa Isabel reclaman la ejecución de unas obras aprobadas en 1986: “Estamos discriminados”

La Asociación de Vecinos Gaspar Torrente ha enviado una carta pública al Justicia de Aragón solicitándole ayuda.

Los vecinos piden al Ayuntamiento que ponga en marcha las obras que se incluyeron en el PGOU de 1986.
Los vecinos piden al Ayuntamiento que ponga en marcha las obras que se incluyeron en el PGOU de 1986.
Asociación de Vecinos Gaspar Torrente

Los vecinos de Santa Isabel se sienten discriminados: llevan 35 años solicitando sin éxito que el Ayuntamiento de Zaragoza acometa una obra que se recogió en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1986 y posteriormente en el de 2002. Se trata de la apertura de la calle de Salvador Valiente Aznar y la prolongación de la calle Oeste para facilitar el tránsito de vehículos, así como la realización de una obra ajardinada.

Ahora, tras haber leído recientemente una entrevista en la que el Justicia de Aragón, Ángel Dolado, declara vivir en el barrio de Santa Isabel, los vecinos de la Asociación Gaspar Torrente han decidido continuar con su lucha, publicando una carta abierta solicitándole ayuda para resolver este tema.

En la misiva se dirigen a Dolado: “Creemos que el ayuntamiento está cometiendo una gran injusticia con nuestro barrio, y que la Institución que usted dirige puede subsanarla”.

“Queremos que, como vecino y como Justicia, haga algo por el barrio, quizá pueda ayudarnos a sensibilizar al alcalde”, explica el presidente de la asociación, Isaac Garza.

No es la primera vez que esta asociación realiza una reclamación similar al Justicia de Aragón. Desde esa institución confirman a HERALDO que existen dos expedientes idénticos, tanto en el contenido de la reclamación como en la contestación del Justicia a la administración y a la asociación. Uno data de 2017 y fue firmado por el anterior Justicia y otro de abril de este mismo año firmado por el Lugarteniente del Justicia, Javier Hernández.

En ambas contestaciones se exhorta al Ayuntamiento de Zaragoza “para que valore la posible inclusión de las obras en cuestión dentro de las próximas previsiones presupuestarias, a la vista de las reivindicaciones vecinales existentes al respecto”.

Una deuda desde 1986

Tras ser incluida esta obra en el PGOU de 2002, sin llegar a ejecutarse, en 2007, se ordena un proyecto de obra que pusieron en marcha los servicios técnicos municipales pero que “no llegó a ejecutarse, ni hubo partida presupuestaria”, expone Isaac Garza, y añade que “desde entonces, esta obra duerme el sueño de los justos”

Los vecinos de la Asociación Gaspar Torrente aseguran que “el Ayuntamiento de Zaragoza tiene una deuda con nosotros desde 1986, estamos recibiendo un trato injusto”. “Hasta ahora ha habido compromisos verbales, pero nosotros queremos algo en firme”, explica Garza.

La asociación asegura en la carta al Justicia que “la obra tiene proyecto hecho por técnicos del Ayuntamiento, solo falta aprobarlo y adjudicar obra, ya que cuando esté hecha los vecinos podremos sentarnos y disfrutar de una zona verde detrás de la iglesia en el centro del barrio”. Garza añade que “ganaremos en movilidad personal y tendremos mejores conexiones dentro del barrio”.

El presidente de la asociación también asegura que se ha puesto en contacto con los sucesivos equipos de Gobierno del Ayuntamiento de Zaragoza desde 1986 y que desde el actual le han explicado que “lo estudiarán”. Pero “a mí eso no me vale, hay buenas intenciones, pero quiero cosas en firme, quiero un documento donde se asegure que se va a comenzar la obra”.

Desde el área de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, indican que esta obra no está contemplada en los Presupuestos de 2021.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión