Zaragoza
Suscríbete

Vuelve el Rastrillo Aragón de la Fundación Federico Ozanam que recaudará fondos para paliar los efectos de la covid

La Sala Multiusos del Auditorio de Zaragoza acogerá, de nuevo, la cita del 22 de octubre al 1 de noviembre con una edición especial. Por primera vez, el horario será de 10 a 14 y de 17 a 21 horas

Pilar Enériz, patrona delegada de la Fundación Federico Ozanam, Pilar Ríos, patrona fundadora y Fernando Galdámez Pérez, presidente de la fundación
Pilar Enériz, patrona delegada de la Fundación Federico Ozanam, Pilar Ríos, patrona fundadora y Fernando Galdámez Pérez, presidente de la fundación
Fundación Federico Ozanam

La Fundación Federico Ozanam abrirá nuevamente las puertas de su Rastrillo solidario este viernes 22 de octubre, que vuelve con una edición especial llena de novedades y retos solidarios especialmente necesarios en esta etapa de postpandemia. La mejora de la situación sanitaria, permite que este año el rastrillo NO se quede en casa, y retome su esencia, tras su suspensión el año pasado por primera vez en su historia, explican desde la fundación.

Esta cita solidaria que cuenta con gran tradición y respaldo de la sociedad zaragozana, es posible gracias a la participación de más de 800 voluntarias y voluntarios y la colaboración de cientos de empresas y entidades aragonesas. El Rastrillo Aragón volverá a mostrar la labor que desarrolla la entidad en numerosas áreas y se dedicará especialmente a recaudar fondos para paliar las importantes consecuencias económicas de la covid-19 en las personas más vulnerables de la sociedad zaragozana.

El presidente de la Fundación Federico Ozanam, Fernando Galdámez, ha apuntado durante la presentación del rastrillo que la fundación "necesita el rastrillo para poder seguir cumpliendo su función social" ya que, como consecuencia de la pandemia, las demandas de ayuda por parte de las familias zaragozanas se han incrementado.

Actualmente están atendiendo a 450 familias cuyos ingresos económicos no llegan al ingreso mínimo vital, y asisten a una media anual de 1.400 niños.

La fundación ha registrado unas pérdidas económicas durante 2020 de 875.000 euros y en el cierre del mes de septiembre de este año 2021 se encuentra en déficit, ha agregado Galdámez.

El año pasado año, por primera vez en la historia de la fundación, se tuvo que cancelar la celebración su rastrillo solidario. En su lugar lanzaron la campaña "El Rastrillo se queda en casa" y obtuvieron una recaudación de 78.000 euros frente a los más de 650.000 euros que se lograron recaudar en 2019.

"Llamada al corazón de la gente"

Una de las patronas fundadoras de la fundación, Pilar Ríos, ha lanzado un mensaje a los zaragozanos y ha llamado "al corazón de la gente" para que sean generosos y ayuden a los demás.

El rastrillo estará abierto al público hasta el próximo 1 de noviembre y contará con horario partido de 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 21.00 horas, a diferencia de años anteriores en los que el horario era ininterrumpido.

En esta edición está previsto que participen más de 800 voluntarios aunque debido a las restricciones sanitarias este año no habrá restauración y el restaurante ubicado en ediciones anteriores en la planta superior será sustituido por un bar adaptado a las restricciones vigentes en el momento.

En esta edición un total de 12 puestos han tenido que dejar de exponer. El rastrillo contará con 18 puestos, con productos variados que incluyen ropa nueva y de segunda mano, instrumentos musicales, muebles, libros y cómics. También habrá un puesto de alimentación que incluirá productos "gourmet".

Galdámez ha destacado que el rastrillo ofrecerá una oferta de productos "muy interesante", porque las empresas colaboradoras se han volcado con la causa.

Además, el 'stand' de pinturas pondrá a la venta donaciones de "grandes firmas" de pintores aragoneses como Pepé Cerdá, lo que pone de relieve la generosidad de los artistas de la Comunidad, ha dicho, la patrona delegada de la Fundación Ozanam, Pilar Enériz.

En el puesto de ropa blanca se venderán artículos hechos a mano por voluntarias durante el resto del año, como trajes de baturro, elementos de decoración o bordados, entre otros.

Ozanam ha puesto en marcha otras opciones para que aquellos que estén interesados en colaborar con la fundación pero no puedan asistir participen en esta recaudación a través de donaciones monetarias. Ozanam también podrá a la venta tanto su calendario anual a un precio de dos euros como su lotería de Navidad del Rastrillo de Aragón.

Como novedad, este año el rastrillo ha lanzado dos sorteos en su cuenta oficial de instagram (@Fundacion_Ozanam) a través de la que sorteará un coche eléctrico infantil y un patinete eléctrico.

Con medidas sanitarias y cierre a mediodía

Las medidas de prevención COVID serán las siguientes:

· Marcas de distancia personal en zonas de acceso para evitar aglomeraciones en la entrada de público y diferenciación de canales de acceso.

· Alfombras con desinfectante en las puertas de acceso.

· Toma previa de temperatura mediante cámara termográfica por personal del Auditorio.

· Contadores de aforo, para canales de entrada y salida.

· Mascarilla obligatoria para todos los asistentes, voluntarios y empleados que intervengan en el evento.

· Dispensadores de gel hidroalcohólico distribuidos en el vestíbulo de acceso e interior.

· Panel de advertencias de prevención COVID del acto por megafonía cada 30 minutos.

· Establecimiento de un sentido de la circulación para el público para evitar cruces indeseados.

· Control de accesos a baños (6 personas por unidad de baños) y desinfección continua.

· Supervisión continua para evitar la concentración de grupos de personas no convivientes superiores a 6 personas.

· Control de medición de CO2 (3 mediciones durante el día)

· Sistema de renovación continua del aire en el interior de la sala y disposición abierta de puertas de accesos de la sala.

· La salida del público se organizará en un único sentido, de acuerdo con las instrucciones que irá facilitando el personal de sala del Auditorio de Zaragoza, de forma que se garantiza en todo momento la rapidez en la evacuación, así como la dispersión del público, evitándose cualquier aglomeración en las salidas.

 Debido a la prohibición de comer en el recinto, este año no habrá bar en la Sala Multiusos del Auditorio.

· El restaurante que tradicionalmente se encontraba en la planta superior se sustituye por un bar, que contará con las restricciones vigentes al igual que el resto de espacios de restauración en Aragón, como la prohibición del uso de la barra.

Cada año, el Rastrillo Aragón abría todos los días de manera ininterrumpida de 11:00 a 21:00 horas, este año debido a la pandemia, nos vemos en la obligación de cerrar a medio día. Por lo que el horario del Rastrillo Aragón 2021 será de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00 horas.

Paliar las consecuencias de la crisis económica

La entidad, durante este ya año y medio de pandemia, no solamente no ha paralizado su actividad, sino que la ha incrementado para seguir apoyando a los colectivos vulnerables de la sociedad zaragozana, que han sido los más afectados: familias sin recursos, desempleados, jóvenes sin cualificación, familias con necesidades de vivienda social y, por supuesto, las personas mayores. La Fundación asegura que quiere seguir estando en primera línea para dar respuesta a todas sus necesidades. Y por eso el objetivo de esta XXXIV edición, es paliar las consecuencias derivadas de la crisis económica de la covid-19.

Con el esfuerzo que ha supuesto atender las emergencias sociales de esta pandemia, la Fundación ha asumido unas pérdidas económicas en el año 2020 de 875.000 euros y aunque con mejores perspectivas, se prevén para el 2021 de, en torno, a 300.000 euros.

Por ello, y para seguir estando junto a las personas que más lo necesitan, el Rastrillo Aragón de Ozanam vuelve con una edición especial, muchas novedades y todas las medidas necesarias para crear un entorno seguro.

Red social Ozanam

Desde que empezó la pandemia, la Fundación ha tenido que superar muchas incertidumbres y ha vivido, con el conjunto de la sociedad, situaciones nunca antes conocidas. Este año, se ha incrementado exponencialmente las personas que acuden a la Fundación en busca de ayuda, personas mayores que necesitan ayudas económicas para poder acceder a los servicios de centros de mayores, personas en desempleo y familias sin recursos. La Fundación no solo ha mantenido todas sus líneas de acción, si no que ha incrementado todo lo posible su ayuda.

Además, la Fundación Federico Ozanam cuenta con una plantilla de 828 personas. Más de la mitad trabajan en sus centros residenciales, atendiendo y cuidando a nuestros mayores, jóvenes, menores y mujeres víctimas de violencia de género, con un estricto protocolo de seguridad que supone un importante coste económico.

Además de proveer de EPIS al personal de los centros, la Fundación ha tenido que adaptar todos sus centros residenciales a las nuevas medidas sanitarias. Lo cual ha supuesto tener que realizar obras de adecuación.

La Fundación Ozanam continúa también con su labor de formación, ayudando a conseguir todos los recursos tecnológicos necesarios a los usuarios y profesionales para superar la brecha digital y adaptarse al nuevo escenario.

Se ha llegado hasta aquí gracias al compromiso y generosidad constante de todos los zaragozanos, pero queda todavía un largo camino por recorrer para volver a la normalidad y recuperarnos. Por ello, este año, la Fundación Ozanam necesita más que nunca el apoyo de los zaragozanos al Rastrillo Aragón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión