Zaragoza
Suscríbete

Cinco Villas

Muere de un disparo un vecino de Navarra mientras cazaba en Sos del Rey Católico

La víctima, de 42 años, recibió un tiro en el estómago cuando estaba invitado a una batida con amigos. A la espera de la investigación, todo indica que fue accidental

El herido ha sido evacuado en el helicóptero del 112 al hospital Obispo Polanco.
Helicóptero del 112, en una imagen de archivo.
HA

Un cazador navarro, de 42 años, ha fallecido este sábado en un accidente de caza ocurrido en un coto en Sos del Rey Católico. El hombre participaba en una batida de jabalí, a la que había sido invitado por unos amigos, cuando un proyectil rebotó y le alcanzó en el estómago. Aunque hasta allí llegaron sanitarios del 112 en el helicóptero del Gobierno de Aragón y trataron de reanimarle, al final solo pudieron certificar su muerte en el mismo lugar del accidente.

El suceso se produjo en torno a las 11.00 en el coto de caza situado en el Torre Añués, en el límite entre Aragón y Navarra, entre Sos y Peña. Según informó la Guardia Civil de Zaragoza, su central recibió un aviso sobre las 11.15 que alertaba de una persona herida por arma de fuego. A las 12.00, los médicos certificaban su fallecimiento.

El fallecido es Jorge Larrañeta Barberena, de 42 años, vecino de Zizur Mayor pero natural de la localidad pirenaica de Garralda. Tenía dos hijos, un chico de 6 años y una niña de 8.

Según las mismas fuentes, entre las causas que se están investigando se baraja como la más probable el rebote de un proyectil que habría impactado en el vientre del desafortunado cazador. Por el momento se desconoce si el disparo fue efectuado por el propio Jorge Larrañeta o salió del rifle de otro cazador.

Testimonios y huellas

La investigación que ha iniciado el equipo de policía judicial de la Guardia Civil de Ejea determinará esta circunstancia. Los agentes recabaron durante el día de ayer el testimonio de los presentes, analizaron huellas, se incautaron de armas y recogieron proyectiles. La autopsia practicada a la víctima también aportará datos valiosos sobre la trayectoria que siguió el proyectil.

Al parecer, los participantes en la batida eran en su mayoría vecinos de Navarra que tienen alquilado el coto desde septiembre para la caza del jabalí, el ciervo y el corzo.

Al lugar se desplazaron patrullas de seguridad ciudadana de la Guardia Civil de Ejea de los Caballeros y Sos del Rey Católico, el equipo de especialistas en intervención en montaña (Ereim) de la Guardia Civil de Tarazona y helicóptero 112 Aragón con personal sanitario.

El último accidente mortal de caza en Aragón se produjo en agosto de 2019 en la localidad turolense de Jorcas. La víctima, de 69 años y vecino de la cercana Camarillas, recibió un disparo accidental del amigo que lo acompañaba. El siniestro ocurrió cuando los dos compañeros daban por finalizada una jornada de caza de codornices y el autor del disparo se disponía a desmontar la escopeta.

Ese mismo 2019, pero en enero, un cazador de 49 años de edad y vecino de Castellón falleció tras recibir el disparo fortuito de uno de los dos compañeros con los que se encontraba en el paraje de la Vega del término de La Cañada de Benatanduz. La víctima, como la de ayer, recibió un tiro en el vientre y aunque recogida por sus compañeros y trasladada en el coche de uno de ellos al centro de salud de la localidad castellonense de Villafranca del Cid, falleció poco después sin siquiera llegar a un hospital.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión