Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

La DGA cobrará el ICA de 2020 a toda Zaragoza a partir del 18 de octubre sin culminar aún su reforma

El plazo voluntario concluirá el próximo 20 de diciembre y, una vez superado, se exigirán las deudas con recargos de hasta el 20%.

Cerrar el grifo cuando no se esté utilizando es fundamental para evitar gastos innecesarios.
La DGA comenzará a cobrar en unos días el Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA) de 2020 en Zaragoza.
Pixabay.

El Gobierno de Aragón cobrará desde el 18 de octubre y hasta el próximo 20 de diciembre el Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA) a toda Zaragoza. Lo hará más de tres años después de que se anunciase su reforma, que sigue tramitándose en las Cortes.

El Boletín Oficial de Aragón recoge este lunes el anuncio del Instituto Aragonés del Agua (IAA) por el que se establece el periodo de pago voluntario de este polémico tributo para las tres zonas de la capital. A la zona 1, en la que se engloban el Actur, la Almozara, el Casco Histórico o el Arrabal, se le girará la factura de enero a diciembre de 2020, mientras que los vecinos de la zona 2 (Torrero, Las Fuentes) tendrán que pagar por el periodo de noviembre de 2019 a octubre de 2020. Por su parte, a la zona 3 (Universidad, Miralbueno, Delicias y barrios del sur de Zaragoza) se le exigirán las cantidades correspondientes a diciembre de 2019-noviembre de 2020.

Las deudas domiciliadas, recuerda el Ejecutivo autonómico a través del Boletín Oficial, “se cargarán en la cuenta bancaria durante el periodo voluntario de pago”, emitiendo la entidad financiera el correspondiente recibo. Mientras, el resto podrá pagar “en las entidades colaboradoras de recaudación”, y para quienes no lo hagan dentro del periodo voluntario, “las deudas serán exigidas por el procedimiento de apremio y se devengarán con el recargo y los intereses de demora que se produzcan”, dando el Ejecutivo la opción de presentar un recurso de reposición ante la dirección del Instituto Aragonés del Agua o una reclamación administrativa ante la Junta de Reclamaciones Económico-Administrativas de la Comunidad.

El último recibo terminó de girarse con un 26,3% de impagos en Zaragoza, un porcentaje que se ha mantenido estable en los últimos años. Mientras, la reforma de este polémico tributo, que dará lugar al Impuesto Medioambiental sobre las Aguas Residuales (IMAR), continúa su recorrido parlamentario.

Una vez escuchadas a las asociaciones se abrió el correspondiente plazo de enmiendas. Aunque tendría que haber terminado ya, la Mesa de las Cortes, en la sesión celebrada el 8 de septiembre, acordó a petición de IU prorrogarlo 15 días más, de modo que finalmente acabará el próximo 5 de octubre.

Una vez se apruebe el nuevo tributo, el Ejecutivo aragonés dejará de recaudar alrededor de 5,7 millones de euros al año, según las estimaciones del Departamento de Hacienda. La intención es que el nuevo modelo, fuertemente criticado por colectivos como la Red de Agua Pública de Aragón (RAPA), suponga un ahorro para la mayor parte de los consumidores medios.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión