Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

sucesos

Acusan a un casero de abusar de una niña de 13 años, hija de una de sus inquilinas

El hombre dice que la denuncia obedece a un móvil espurio, ya que había reprochado a la madre que maltrataran a la chica. La Fiscalía da credibilidad a la víctima y pide una condena de 4 años de cárcel.

El acusado, durante el juicio celebrado este jueves en la Audiencia de Zaragoza.
El acusado, durante el juicio celebrado este jueves en la Audiencia de Zaragoza.
HA

Los posibles abusos sexuales a una niña de 13 años, hija de una mujer a la que tenía alquilada una habitación en Zaragoza, sentaron ayer en el banquillo de la Audiencia Provincial a Carlos T. C., para el que la Fiscalía pide cuatro años de prisión. El acusado no solo negó haberse propasado con la menor, sino que dejó entrever que la denuncia obedecería a un móvil espurio. En concreto, al enfado de la madre de la víctima, a la que el casero reprochó los supuestos malos tratos a los que ella y su pareja sometían a la chica.

Los hechos investigados se habrían producido en una vivienda de la avenida de Navarra desde el inicio del confinamiento por la covid-19 hasta el 29 de noviembre de 2020, fecha en que la chica y su madre acudieron a comisaría a interponer una denuncia. La menor contó entonces y volvió a repetir ayer ante el tribunal de la Sección Tercera que el acusado buscaba cualquier ocasión para abrazarla o besarla en la boca. «En el salón, en la cocina, en las escaleras del edificio… Yo me lo intentaba quitar de encima, pero él siempre conseguía lo que quería», explicó.

La víctima recordó que la primera vez que se sintió acosada por el casero estaba estudiando sola en el salón de la vivienda. «Se acercó a mí pidiéndome que lo abrazara. Yo me negué y le dije que mi mamá no me dejaba dar abrazos a los hombres. Me contestó que él era como mi abuelo y que a su pareja sí se los daba. Pero ella es una chica le respondí», declaró la denunciante. Según esta, lejos de evitar este tipo de situaciones comprometidas, el encausado fue incluso más allá. Y, al parecer, de los abrazos y los besos pasó a las palmadas en el culo y las caricias en el pecho. Sin embargo, la chica nunca contó a nadie lo que estaba ocurriendo.«No me atrevía, me dijo que nadie me iba a creer», se justificó.

"Ya no pude más"

Pero llegó el 26 de noviembre de 2020 y la chica estalló. «Ese día yo estaba en la cocina fregando los platos. Se puso detrás de mí, me agarró con fuerza por la espalda y se frotó contra mí. En un momento dado, vio que abrían una puerta y salió corriendo. Pero yo no pude más y se lo conté a mi madre», recordó ayer la menor tras el biombo.

El presunto autor de los abusos, al que defiende el abogado Javier Ausejo, insistió ayer en que todo es falso y aseguró que nunca antes había tenido problemas con esta familia. Porque además de la madre, la niña y su hermana, en la habitación que tenían alquilada vivía también el compañero sentimental de la primera.

«Pero a esta chica –por la denunciante– le pegaban y le imponían castigos severos. Yo, de vez en cuando, metía bulla para que dejaran de maltratarla. Hasta que un día hablé con mi pareja y le explicamos a la madre que si seguían así las cosas tendrían que irse. Y fue poco después cuando me denunciaron», manifestó el acusado. Durante su declaración ante el tribunal, la madre de la menor negó después el supuesto maltrato. Sin embargo,  otras inquilinas de la vivienda de la avenida de Navarra, que también comparecieron como testigos, sí hablaron de excesiva violencia hacia la menor. «A esta chica le caían por todas partes, hasta de la hermana», dijo una.

La fiscal Ana Díez aprovechó su informe para mostrar su «absoluta credibilidad» en el relato de la víctima. En cuanto al presunto móvil espurio de la denuncia, dijo no entender cómo si existía un maltrato tan evidente hacia una menor, ninguno de los adultos de la casa lo denunció antes. «Y nada dijo tampoco de esa violencia el acusado cuando declaró en comisaría», apuntó. Para la defensa, no hay prueba ni pericial que permita condenar a su cliente por estos hechos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión