Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

tribunales

"Raquel tuvo pocas posibilidades de defensa. Sin asistencia, hoy estaría muerta"

La segunda sesión del juicio contra Fabio Colón por el intento de asesinato de su expareja en Zaragoza ha comenzado con el informe de los forenses, que han apreciado al acusado una merma leve-moderada de sus capacidades.

El acusado durante la primera sesión del juicio celebrada este lunes en la Audiencia de Zaragoza.
El acusado durante la primera sesión del juicio celebrada este lunes en la Audiencia de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Los forenses lo han dejado claro. Si Raquel, la joven a la su exnovio intentó degollar en Miralbueno, no hubiera sido socorrida y recibido asistencia sanitaria inmediata hoy estaría muerta. La víctima, de 23 años, sufrió múltiples heridas inciso contusas en el cuello, parte posterior de la cabeza y omóplatos. “Por su localización, número y características existió un riesgo vital evidente. Sobre todo, por el corte de la garganta, que podría haber afectado a los grandes vasos yugulares”, han explicado los especialistas del Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) durante la segunda sesión del juicio contra Fabio Colón, para el que la Fiscalía pide 14 años y medio de prisión por tentativa de asesinato y lesiones.

“Por su localización, número y características existió un riesgo vital evidente. Sobre todo, por el corte de la garganta"

El largo e intenso interrogatorio al que tuvo que someterse el lunes dio pruebas de la fortaleza de la vecina de Garrapinillos, que pese a la reiteración de preguntas sobre la dramática experiencia sufrida fue capaz de contestar con solvencia y claridad a cada una de ellas. Sobre esa entereza han abundado este martes los forenses, al reconocer que, “afortunadamente, presenta un mecanismo de respuesta psicológica favorable que ha permitido reducir las secuelas”. En cualquier caso, como también han recordado los peritos, la víctima precisó de 220 días para recuperarse y todavía arrastra un cuadro de estrés crónico. Es más, también han apuntado que Raquel sufrió ayer una crisis tras su declaración en el juicio".

Los médicos del IMLA también han informado al tribunal sobre el estado del acusado, al sí apreciarían una merma leve-moderada de la imputabilidad por ingesta de drogas. Porque si bien dio negativo en el análisis de sangre, las pruebas de orina detectaron un consumo de barbitúricos y anfetaminas. Según los forenses, ello permitiría hablar de una merma del “25 o 30%” de sus capacidades cognitivas y volitivas respecto al ataque.

Lo que sí han descartado los especialistas es que el agresor sufra algún tipo de enfermad mental. También han aclarado que las posibilidades de defensa de la chica fueron “más bien pocas”. De ello daría prueba la única lesión de defensa que presentaba en una mano”.

"Se ha reído de mí"

Tras usar el cúter que portaba para cortar el cuello a Raquel, Fabio Colón usó esta misma arma para autolesionarse. Ello obligó a operarle de urgencia en el Hospital Miguel Servet, ya que estaba perdiendo mucha sangre. Antes de la intervención, el anestesista apreció en el paciente una serie de síntomas de inquietud y nerviosismo (164 pulsaciones por minuto, sudoración, sed…) que le llevaron a pensar que podría haber consumido algún tipo de droga. Algo que confirmaron después los análisis de orina.

Concluida la operación -tuvieron que esposarlo porque no quería consentir la intervención-, el acusado fue reconocido por una psiquiatra que hoy ha comparecido también en el juicio. “Él solo quería saber cómo estaba la chica. Pero yo no estaba autorizada a informarle”, ha explicado. “Estaba resentido hacia la víctima, decía que estaba muy harto de la situación, creía que se había reído de él y ese era el motivo de la agresión”, ha añadido.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión