Zaragoza
Suscríbete por 1€

sucesos

Los padres del vecino que quemó un garaje en Zaragoza y dañó 44 coches no tendrán que pagar los daños

El causante del incendio actuó en pleno brote psicótico y estará tres años en tratamiento. Los padres se enfrentaban inicialmente a una indemnización de 155.000 euros, pero una cláusula de su seguro la ha evitado. 

Incendio en un garaje junto a la plaza de Europa
Incendio en un garaje junto a la plaza de Europa
Guillermo Mestre

Los vecinos del edificio Residencial Europa de La Almozara, en el que viven cerca de 200 familias, tardarán en olvidar la madrugada del 18 de junio de 2016, cuando un pavoroso incendio declarado en el garaje les sacó a toda prisa de la cama. Los Bomberos de Zaragoza consiguieron contener las llamas para que no ascendieran por las viviendas, por lo que no hubo que lamentar víctimas. Sin embargo, los destrozos fueron enormes.  No solo resultaron afectados 44 coches –varios de ellos fueron pasto del fuego, mientras que sobre otros se desprendió el falso techo del aparcamiento–, las altísimas temperaturas fundieron  también el PVC de las tuberías y dañaron las bajantes y las conducciones de agua potable. Por no hablar del humo y el hollín, que tiñeron todo de gris.

La Policía Nacional pudo acreditar que el incendio no fue accidental, sino provocado por uno de los residentes de la urbanización, a la que se accede por el paseo de María Agustín, la plaza de Emilio Alfaro y la calle de los Diputados. En concreto, por un hombre que ahora tiene 45 años y al que varios agentes sorprendieron in fraganti en los alrededores  cuando trataba de prender con un mechero el depósito de gasolina de una ambulancia. El incendiario no se lo puso fácil a los funcionarios, que tuvieron que recurrir a la fuerza para reducirlo.

Como explicarían después los médicos que la examinaron, el día de los hechos esta persona tenía completamente anuladas sus capacidades. Y ni sabía lo que hacía ni podía controlar sus actos. Según el informe remitido al juez encargado de instruir las diligencias, el hombre padece una esquizofrenia paranoide y aquella madrugada sufrió una descompensación psicótica tras un cambio de tratamiento psicofarmacológico.

Decenas de perjudicados

Los forenses declararon inimputable al responsable del incendio, pero la Fiscalía y las acusaciones particulares exigieron indemnizaciones por valor de 155.000 euros. Y no solo se reclamaba el dinero al acusado, sino que se pretendía declarar responsables subsidiarios a sus padres,  con los que vive y que se han encargado toda la vida de cuidarlo. El juicio debería haberse celebrado el 28 de enero de 2020, pero la defensa, a cargo de los letrados Enrique Trebolle y Francisco García Berenguer, consiguió aplazarlo in extremis al convencer al magistrado de que debía declararse responsable directa a la aseguradora con la que el padre del encausado tenía contratado el seguro del piso. ¿Por qué? Porque como después demostrarían, sabedor del problema de su hijo, el hombre había suscrito una cláusula especial.

La causa volvió al Juzgado de Instrucción número 2. Y tras más de un año de diligencias, ayer estaba previsto celebrar al fin el juicio. Decenas de perjudicados poblaban el pasillo central de la Ciudad de la Justicia, pero ninguno de ellos llegó a declarar, ya que las partes y las aseguradoras alcanzaron un acuerdo. La Fiscalía pedía inicialmente cuatro años de internamiento en un centro psiquiátrico para el acusado, que finalmente seguirá los próximos años en tratamiento en régimen abierto. En cuanto a los daños, correrán finalmente por cuenta de Generali, eximiendo así a los padres de un importante desembolso.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión