Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Fin del toque de queda, vuelven las pintadas

La asociación de vecinos La Huerva denuncia el regreso de estas prácticas vandálicas y se queja de que el Ayuntamiento de Zaragoza haya dejado de prestar ese servicio de limpieza en la zona.

Pintadas vandálicas.
Pintadas vandálicas.
La Huerva

Primer fin de semana de fin del estado de alarma y vuelta de las pintadas vandálicas. Eso es lo que denuncia la asociación de vecinos La Huerva de Zaragoza, que afirma en una nota que este tipo de actos empezó el mismo sábado en que se acabó el toque de queda y ha continuado entre semana.

Desde la asociación vecinal se recuerda que el Ayuntamiento de Zaragoza "ha rescindido este año el servicio de limpieza de grafitis, firmas y pintadas que ha prestado desde 1999 la empresa de inserción Mapiser con la colaboración de las comunidades de vecinos". Según cuentan, "este servicio había conseguido mantener limpias las fachadas puesto que su rápida limpieza hacía desistir de nuevos actos vandálico".

La Huerva va a realizar labores de coordinación entre las comunidades de vecinos para seguir con la limpieza de las fachadas de manera que se supla el servicio que hasta ahora prestaba el Ayuntamiento. El objetivo es que no echen por tierra el trabajo de más de dos décadas. Le piden también incluso que se extienda este servicio a toda Zaragoza para que se mejore la cara de toda la ciudad.

Zaragoza destina más de 1.600.000€ a limpicar pintadas y graffitis

Según ha informado este jueves en una nota de prensa, el Ayuntamiento de Zaragoza destina cada año más de 1.600.000 euros a la limpieza de pintadas y graffitis en toda la ciudad. Este servicio, que se realiza a través de la contrata de limpieza de FCC Medio Ambiente, permite intervenir en los espacios públicos y paliar las consecuencias del vandalismo y los actos incívicos de un reducido número de personas de la ciudad.

Además de la limpieza de las pintadas, la limpieza de chicles en las calles consume 150.000 euros anuales de recursos municipales y la retirada y limpieza de excrementos caninos supone más de 500.000 euros al año. En total, el servicio de limpieza supondrá en 2021 más de 43,7 millones de euros, tras haberse incrementado en más de 2 millones de euros respecto a lo presupuestado el año pasado.

El Consistorio recuerda que este tipo de acciones incívicas y comportamientos vandálicos conllevan sanciones económicas en las ordenanzas municipales. Por eso, ha vuelto a animar a la población a denunciarlos antes las autoridades si tienen conocimiento de alguno de ellos. Igualmente, ha invitado a los colectivos y asociaciones de la ciudad a seguir trabajando junto a la institución en los trabajos de sensibilización y concienciación de la población, reforzando la idea del respeto al espacio público como un bien a conservar y cuidar por parte de todos los zaragozanos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión