Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

El presunto expolio a la Joyería Aladrén pone en riesgo bienes tasados en más de 4 millones

El local, catalogado por su interés arquitectónico, habría sufrido destrozos por parte de los inquilinos. Los dueños, respaldados por Urbanismo, piden de nuevo al juez entrar al interior para ver los daños.

La antigua Joyería Aladrén, en la calle Alfonso de Zaragoza
La antigua Joyería Aladrén, en la calle Alfonso de Zaragoza
Guillermo Mestre

El presunto expolio por parte de los inquilinos salientes del local de la antigua Joyería Aladrén, en la calle de Alfonso I de la capital aragonesa, ha puesto en riesgo elementos protegidos por valor de más de cuatro millones de euros, según las últimas tasaciones. Los destrozos, denunciados por los propietarios del inmueble, la familia Baselga, amenazan un establecimiento catalogado como Bien de Interés Arquitectónico, que en los últimos años acogió el Gran Café Zaragoza. Por ello, los demandantes han vuelto a solicitar al juez una medida cautelar que les permita acceder al interior para comprobar su estado.

La voz de alarma la dio el martes un vecino de la zona, que avisó a los propietarios de que se estaban produciendo destrozos en el local, de cuyo exterior, además, habían desaparecido varios elementos de valor patrimonial. Según explicó Santiago Baselga, dueño del inmueble, el arrendamiento expira el 31 de mayo tras un acuerdo judicial con los inquilinos por el cual «podían llevarse todo lo que no estuviera anclado a la pared, el suelo o el techo».

Sin embargo, Baselga asegura que han desaparecido marquesinas, carteles y el farol del exterior, y que varios operarios utilizaban en el interior una sierra radial y mazas con las que «estaban destrozando el local». La acusación fue respaldada por vecinos de la zona y, sobre todo, por los técnicos municipales del área de Urbanismo, que acudieron al establecimiento a comprobar el presunto expolio.

«Vamos a ser inflexibles y contundentes con quien destruye nuestro patrimonio», advirtió el concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, que respaldó la denuncia particular y la trasladó a la Fiscalía ante un posible delito de los inquilinos, con quienes este diario trató de contactar sin éxito.

Además, el Ayuntamiento precintó el local para evitar que continuaran las obras en el interior. Hasta entonces, fue el propio Baselga, que hizo noche en la puerta, el que evitó nuevas actuaciones en el inmueble.

«Estamos muy preocupados por el interior», admite el propietario, que ha vuelto a reclamar al juez acceder a comprobar los posibles daños. La primera vez que lo solicitó obtuvo un no por respuesta ya que «consideró que prevalecía su derecho como inquilino hasta el 31 de mayo, y que si cometían algún daño, ya pagarían por ello».

Artesonados y joyas ocultas

Su temor es que para entonces ya sea tarde y se hayan perdido bienes «de un valor incalculable para la ciudad», advierte. Según las últimas tasaciones a las que fue sometido el local, su valor patrimonial supera los cuatro millones de euros. «Solo el artesonado del techo sobrepasa el millón», apunta Baselga.

Alejandro Lezcano, del Estudio Cronotopos, encargado de reformar y revitalizar el local cuando vuelva a sus dueños, destaca que el citado artesonado de yeso «imita a la madera, y está basado en las tendencias del siglo XIX de Europa Central».

Otro de los tesoros de lugar es la sala Luis XV, una «reproducción en yeso y escayola de la Francia de la época» que se utilizaba como sala VIP para los clientes más distinguidos de la joyería. «Es donde nos tememos más destrozos», admite Lezcano. Ya en el exterior del local, que data de 1885, destacan los chapones de plata, decoraciones que se crearon con moldes únicos, recuerda el experto. «No tiene valor económico, es incalculable, no se sabe cómo lograron hacerlos con los medios de la época», apunta.

"Resalta el eclecticismo de un local que reúne lo mejor de cada época y lugar de Europa"

Lezcano asegura que buena parte del valor de la antigua joyería reside en que, «frente al estilo modernista de la calle Alfonso, resalta el eclecticismo de un local que reúne lo mejor de cada época y lugar de Europa».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión