Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Niega los presuntos abusos a su hijo con Asperger: "Se los inventó su madre"

La Fiscalía pide una pena de 8 años de cárcel. Las psicólogas del IMLA no descartan "una mala interpretación" del niño.

El acusado propinó un manotazo a una reportera gráfica en los pasillos de la Audiencia de Zaragoza antes de que comenzase el juicio, amenazó a los informadores y trató de impedir su labor..
El acusado propinó un manotazo a una reportera gráfica en los pasillos de la Audiencia de Zaragoza antes de que comenzase el juicio, amenazó a los informadores y trató de impedir su labor..
Toni Galán

Los presuntos abusos sexuales y las vejaciones a las que supuestamente sometió a su hijo cuando tenía 8 años llevaron ayer a Víctor José C. a sentarse en el banquillo de los acusados, desde el que negó de plano las acusaciones. El procesado, para el que la acusación particular pide más de 14 años de cárcel y la Fiscalía ocho por distintos delitos, aseveró que la madre del menor, de la que está separado, se había inventado las acusaciones. «Todo de lo que se me acusa lo achacó a un invento de la madre, que me tiene mucho odio desde que nos divorciamos. El niño es un vehículo conductor de ese odio hacia mí», defendió ante el tribunal. El encausado tiene antecedentes penales por violencia de género contra ella.

El chico, con síndrome de Asperger, manifestó por primera vez los presuntos abusos en septiembre de 2019. Así se lo dijo a su madre y a varias docentes de su centro escolar. También les habría trasladado distintas situaciones en las que el progenitor presuntamente menoscabó su integridad física, llegando a cogerle del cuello como reprimenda tras haber derramado un vaso de agua. Asimismo, le habría llamado «zoquete» y le habría dicho «que iba a repetir e ir a clase de los zoquetes».

Por si fuera poco, según el relato del niño, el padre le amenazó y le espetó que lo iba a «matar», si bien no ha quedado acreditado que le golpease.

Lo que sí se contempla en las conclusiones provisionales del Ministerio Público son los tocamientos que habría practicado en al menos tres ocasiones. Durante la sesión, el padre justificó cada una de ellas y dijo que los presuntos tocamientos se correspondían con momentos de higiene o juegos. Sostuvo que, debido a la problemática de su hijo, tiene «mucho cuidado» con lo que le dice y con el contacto físico, ya que «le molesta que le hagan cosquillas y que le toquen».

Las psicólogas del IMLA que se entrevistaron con el niño reconocieron que «no es descartable una mala interpretación del niño». «No podemos acreditar que los hechos fueran ciertos», respondieron a preguntas de la defensa. «Más que relatar, lo que hace es listar, desde el principio, el menor llega a la consulta sabiendo de qué tiene que hablar», apuntaron.

La acusación particular, representada por la letrada Xenia Cabello, interrogó a distintas profesoras del niño y a la directora de su colegio, que manifestaron que la supuesta víctima manifiesta una «hipersexualización» impropia de su edad.

Atención psiquiátrica

El pequeño narró y confirmó los hechos por los que se enjuiciaba a su padre. El niño, que además de Síndrome de Asperger sufre trastorno de déficit de atención y diversos problemas en el desarrollo del aprendizaje y del lenguaje, ha precisado de ayuda psicológica y psiquiátrica desde que manifestó los presuntos abusos. En la actualidad compagina el colegio con un hospital de día.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión