Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Reparto de comida en Las Fuentes: "Esto es mucho peor que la crisis de 2008"

La asociación de vecinos Civitas de Las Fuentes reparte cientos de kilos de comida a la semana a decenas de familias, en su mayoría extranjeras, pero cada vez más españolas.

Dos voluntarios mueven un lote de comida para el reparto de la asociación Civitas de Las Fuentes.
Dos voluntarios mueven un lote de comida para el reparto de la asociación Civitas de Las Fuentes.
Guillermo Mestre

Sinforosa Ramírez hace fila por primera vez para recoger un lote de comida a las puertas de la asociación Civitas de Las Fuentes. Empuja el carrito de Liam, su nieto de solo siete meses. “Este es el mejor regalo que he recibido durante la pandemia”, dice mirando los generosos mofletes del chico. La crisis sanitaria le ha dejado sin su trabajo de camarera, que era el que aportaba los principales ingresos al hogar mientras su hija termina sus estudios de peluquería.

Llegó desde Perú en 2008, justo antes de que estallara la crisis económica. “Esto es mucho peor”, señala. Vecina del barrio, veía la fila de gente esperando para recibir comida y preguntó por los requisitos. Sin trabajo desde marzo del año pasado, el colchón económico ya no existe. Además, desde aquí trata de ayudar a sus hijos y a su madre, que siguen en su país.

Sinforosa Ramírez espera en la fila con su nieto Liam.
Sinforosa Ramírez espera en la fila con su nieto Liam.
Guillermo Mestre

Ella es una de las más de 1.600 familias a las que se ayuda desde este punto del barrio. Esta iniciativa vecinal reparte unos 200 lotes de comida a la semana. Se hace por turnos porque no se llega a todo el mundo. Los voluntarios son a la vez beneficiarios, gente con necesidad que da parte de su tiempo a ayudar a más gente con necesidad.

El venezolano Reinaldo Alfonso es uno de ellos: “Vienen muchos africanos, muchos latinos… pero ahora también una cantidad importante de españoles, que han caído por la pandemia y que antes no se veían”. “Vine a por comida y me quedé enganchado para ayudar también a otros, porque ver el agradecimiento y la satisfacción que tienen al salir es tremendo”, cuenta.

Reinaldo Alfonso, beneficiario y voluntario de la asociación Civitas de Las Fuentes.
Reinaldo Alfonso, beneficiario y voluntario de la asociación Civitas de Las Fuentes.
Guillermo Mestre

En la fila, la joven Angie Mejía, hondureña de 19 años, espera su turno. La ha mandado su madre, que está trabajando cuidando a una persona mayor en ese momento. Con su sueldo no llega para mantener a los cinco miembros de la familia. Ella perdió su empleo al comienzo de la pandemia, y ahora ve “muy difícil” encontrar otro.

Un poco más atrás llega el venezolano Frank Cordero. Es “la segunda o tercera vez” que acude a por comida. Admite que “es duro” verse así, pero en estos momentos “no queda más remedio”. Tras un tiempo sin empleo por la pandemia, ahora trabaja en el aeropuerto de Zaragoza, pero su mujer no tiene empleo. “Lo normal sería que con un trabajo nos llegara para vivir, pero el sueldo no nos alcanza, así que esta es una ayuda que viene muy bien”, valora.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión