Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

medio ambiente

El Bosque de los Zaragozanos empezará a plantarse en otoño junto al Canal Imperial

El Ayuntamiento llenará de verde 1.200 hectáreas en los próximos diez años con un árbol por cada ciudadano

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, y la concejal de Servicios Públicos, Natalia Chueca, este jueves durante la presentación del proyecto.
El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, y la concejal de Servicios Públicos, Natalia Chueca, este jueves durante la presentación del proyecto.
Javier Belver

No es un proyecto poco ambicioso. Y por eso piden la colaboración de toda la sociedad. El Ayuntamiento de la capital aragonesa ya tiene todo listo para comenzar con la creación del denominado Bosque de los Zaragozanos, una iniciativa común por el medio ambiente, la salud y la sostenibilidad, que nace con el objetivo de plantar un árbol por cada ciudadano. Nada menos que 700.000 ejemplares de diversas especies que volverán a llenar de verde zonas ahora yermas hasta alcanzar las 1.200 hectáreas. Por hacer una comparación, sería el espacio que ocuparían 1.100 Romaredas. Los trabajos empezarán este mismo otoño junto al Canal Imperial, pero se extenderán por toda la ciudad para estar culminados en aproximadamente una década. 

Para el alcalde Jorge Azcón se trata del "mayor proyecto medioambiental de la historia de Zaragoza", un plan que "va a mirarse desde toda Europa". Va en línea con los objetivos contra el cambio climático de los países europeos, con los de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y con la Agenda 2030 porque servirá para reducir la huella de carbono y evitar el calentamiento global. Como prioridades, el gobierno PP-Cs también espera que sirva para mejorar la salud, aumentar la biodiversidad y avanzar en una ciudad más verde, así como para fomentar la economía circular. Este es uno de los "elementos diferenciales" del bosque urbano, según ha dicho este jueves el regidor durante su presentación, porque permitirá reaprovechar los residuos que se generan en la ciudad. 

La vertiente colaborativa es otra de las patas que ha destacado Azcón. Los escolares, ha enfatizado, volverán a plantar árboles y todo aquel que quiera participar, tanto empresas e instituciones como asociaciones y personas particulares, podrá hacerlo. "Queremos implicar a toda la ciudad en el éxito del proyecto", ha asegurado. La nueva vegetación, que llegará a la capital aragonesa mediante diferentes vías de participación, colaboración y patrocinio, ocupará diferentes parcelas y campos distribuidos a lo largo y ancho del término municipal pero, como ha adelantado la concejal de Servicios Públicos, Natalia Chueca, la primera fase de los trabajos comenzará junto al Canal Imperial, sobre todo en el paraje denominado 'Campos del Canal'. 

También se ha pensado ya en la zona verde entre Las Fuentes y la Z-30, los márgenes del río Gállego, las riberas del Huerva sur o los Montes de Torrero. En total, más de 700 hectáreas para que el proyecto comience a dar sus primeros pasos, que se llenarán de arbolado y matorral de distintos tipos en función de la tipología del terreno (mediterránea, de ribera y urbana o periurbana). Las plantaciones se iniciaran a finales de otoño, el momento propicio para garantizar que la vegetación pueda prosperar adecuadamente. 

La responsable del área, que ha calificado el plan de "un sueño" y "un proyecto de futuro", ha explicado que la masa forestal contribuirá, a largo plazo, a generar un gran sumidero de renovación del ciclo de carbono, reducir la contaminación atmosférica y acústica, bajar la temperatura, aumentar la biodiversidad e incrementar el bienestar y la sostenibilidad socioeconómica. "El objetivo es poner al ciudadano en el centro y mejorar su salud y calidad de vida y crear una ciudad carboneutral que absorba las emisiones de CO2", ha resumido la edil. 

Tanto para el diseño como para el desarrollo de este "ambicioso" proyecto, el Consistorio cuenta con el apoyo y asesoramiento de la asociación medioambiental Ecodes. Al concluir todos los trabajos, se habrá incrementado en torno a un 60% el número de árboles de la ciudad y el 10% de las zonas yermas habrán sido replantadas. Y, en cuarenta años, se habrán ahorrado 251.768 toneladas de dióxido de carbono. "Es una apuesta para que Zaragoza tenga un futuro mucho más sostenible y con espacios saludables que podamos disfrutar todos", ha sentenciado Chueca.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión