Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

sucesos

Fallece un escalador zaragozano al caer desde 20 metros en una pared de Navarra

Saturnino Goñi, de 61 años, quedó colgado de la cuerda hasta que fue rescatado. Vivía en Sangüesa (Navarra) tras prejubilarse en la planta de Opel en Figueruelas.

Un momento del rescate del montañero, aún con vida, en la sierra de Aralar.
Un momento del rescate del montañero, aún con vida, en la sierra de Aralar.
Bomberos de Navarra

Un escalador zaragozano de 61 años murió este miércoles en el Complejo Hospitalario de Navarra después de que el pasado martes sufriese una caída desde veinte metros cuando acometía una ascensión en una pared en el municipio de Huarte-Araquil, a unos 32 kilómetros al noroeste de Pamplona. Saturnino Goñi Martín vivía desde su prejubilación en Sangüesa, muy cerca del límite provincial con Zaragoza. Se empadronó en la localidad, donde tenía un domicilio de su familia, para disfrutar de su afición a la montaña después de pasar toda su carrera laboral en la planta de Opel PSA en Figueruelas

El desgraciado accidente tuvo lugar en una zona de escalada bajo el santuario de San Miguel de Aralar, cerca de Huarte-Araquil. Ocurrió hacia las 16.22, hora en que los Bomberos de la Comunidad Foral recibieron la llamada de su compañero de ruta, que según los vecinos del municipio se trata de un pediatra que habría ejercido en Huesca.

Saturnino, que estaba enganchado a la vía de ascensión, se desplomó por motivos que todavía se desconocen. La caída, de unos veinte metros, se produjo cuando los dos montañeros marchaban a una altura superior a los 150 metros. Debido al impacto contra la pared de la montaña, el zaragozano sufrió un traumatismo craneoencefálico que lo dejó en un estado muy grave. También se fracturó los dos brazos y tuvo un traumatismo costal, según detalló el Gobierno de Navarra.

Tras sufrir la caída, el escalador se quedó colgando de la cuerda y fue su compañero, que salió ileso del suceso, el que dio aviso al servicio de emergencias navarro. Su acompañante se quedó con él mientras llegaba el Grupo de Rescate Técnico de los Bomberos, cuyos efectivos se descolgaron e izaron al herido, sin acomodarlo en la camilla habitual para así ganar tiempo. Tras ser atendido en primera instancia por el equipo sanitario de urgencias fue trasladado por vía aérea hasta una campa donde esperaba otro helicóptero, en este caso medicalizado, que lo condujo al Complejo Hospitalario de Navarra. En el centro sanitario ingresó con pronóstico muy grave y, aunque logró superar la noche, acabó pereciendo a primera hora de la tarde del miércoles. En el rescate del montañero también intervinieron efectivos de los Bomberos del municipio de Alsasua y varias patrullas de la policía dependiente del Gobierno Foral.

El compañero del zaragozano, que al parecer también tiene ligazón profesional con Aragón, prefirió no viajar en el helicóptero de los equipos de rescate, por lo que los bomberos le ayudaron a alcanzar un lugar seguro. Desde ese punto bajó por sus propios medios hasta el aparcamiento donde habían dejado el vehículo.

Estaba federado y llevaba casco

Saturnino contaba con experiencia en la montaña. Nacido en 1959, el ahora vecino de Sangüesa estaba inscrito en la Federación Navarra de Deportes de Montaña y Escalada, desde la que prefirieron no trasladar ninguna declaración oficial sobre el suceso.

En el momento del accidente, el hombre portaba un casco que se acabó rompiendo como consecuencia del fuerte golpe que, no en vano, le provocó un fuerte traumatismo craneoencefálico. En un principio, los equipos de rescate barajaron la posibilidad de que al hombre le hubiese golpeado una piedra, una hipótesis que rápidamente se desechó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión