Despliega el menú
Zaragoza

agresiones

Condenado por el puñetazo que llevó al quirófano a un taxista en Zaragoza

La Audiencia impone al agresor un año de cárcel y una indemnización de 13.309 euros por las graves lesiones de la víctima.

Varios taxis esperan a ser alquilados en la zona de llegadas de la estación de Delicias.
Varios taxis esperan a ser alquilados en la zona de llegadas de la estación de Delicias.
Guillermo Mestre

El joven que se presentó en la estación intermodal de Delicias de Zaragoza buscando a un taxista y le fracturó la pared lateral izquierda del rostro de un fortísimo puñetazo ha sido condenado a un año de prisión y al pago de una indemnización de 13.309 euros. La víctima, de 51 años, tuvo que pasar por el quirófano y fue necesario colocarle placas de titanio, de ahí que la acusación particular apreciara deformidad y solicitara una condena incluso mayor. Sin embargo, la Audiencia de Zaragoza considera que la cicatriz que le ha quedado en la cara al taxista es "casi inapreciable".

Lo que sí ha hecho el tribunal, a la hora de calcular la indemnización, es apreciar el lucro cesante que proponía el abogado Marco Antonio Navarro en nombre del perjudicado. La Sección Tercera también impone al condenado, Marcos B. G., de 23 años, la obligación de pagar las costas de la acusación particular.

La sentencia, que todavía puede ser recurrida, recuerda que la agresión se produjo sobre las 20.30 del 23 de abril de 2019 en la intermodal. El encausado se personó allí preguntando por un taxista con el que había tenía un altercado poco antes su padrino. Y cuando lo encontró, "se dirigió al mismo de manera alterada y actitud agresiva" y le propinó el puñetazo.

La defensa pedía que aplicaran al agresor las atenuantes de arrebato y confesión, pero los magistrados no han apreciado ninguna de ellas.

Etiquetas
Comentarios