Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La campaña de Reyes y el inicio de las rebajas animan las compras en Zaragoza

Los zaragozanos aprovechan el quinto domingo de apertura antes de que vuelva el cierre a las 20.00

Los pajes reales tuvieron este domingo mucho trabajo. O al menos eso pareció, a tenor de lo animadas que estuvieron las calles comerciales y las grandes superficies, donde miles de ayudantes de Sus Majestades de Oriente se afanaron por conseguir los últimos regalos y detalles para que ningún niño ni mayor se quede sin su presente el próximo día 6. Fue el quinto domingo de apertura consecutivo y, a la espera de la publicación de la nueva orden del Gobierno de Aragón, e penúltimo día antes de que se haga efectivo el cierre obligatorio a las 20.00 que Sanidad va a imponer para tratar de frenar la nueva ola de coronavirus. Eso, sumado al inicio de las rebajas, también animó a los zaragozanos a echarse a las zonas comerciales y las grandes superficies.

En el centro fue constante el ir y venir de ciudadanos cargados con bolsas de diferentes tiendas, aunque en los accesos se crearon menos filas que en las jornadas anteriores. La mayoría de los trabajadores coincidían en que, pese a todo, el último día de la semana se suele registrar menos actividad. Aun así, especialmente a última hora de la tarde hubo una afluencia considerable entre los que ultimaban las compras navideñas y los que salieron para pillar los primeros descuentos. No obstante, fue desigual entre el pequeño comercio –muchos ni siquiera llegaron a abrir– y las grandes marcas.

"Ayer (por el sábado) tuvimos que controlar los accesos para que no se superara el aforo porque había mucha gente. Hoy no está siendo para tanto, pero también hay movimiento", resumió una dependienta al tiempo que doblaba ropa en una conocida tienda de Independencia. Según dijo, la época navideña no está pasando desapercibida. "Los clientes nos preguntan mucho más por cosas que no son para ellos, así que regalos se están comprando", afirmó.

De sus palabras daba fe más tarde Julia Martínez que, poco antes de las 17.00, ya había recorrido varias tiendas. "Hemos venido ahora porque suele haber menos gente. Todavía nos quedaban algunas cosas y entre semana con el trabajo no tenemos mucho tiempo", enfatizó justo antes de entrar en un comercio de accesorios de Alfonso I. En la zona de León XIII y Damas el ajetreo era similar.

Tras el mostrador de Canela, en Jerónimo Zurita, Johana Díaz aseguró que siempre queda "algún despistado" que acaba haciendo sus compras a última hora y mencionó el proyecto municipal 'Volveremos' como clave para animar los negocios locales en esta campaña. Con todo, según la Federación de Comerciantes (ECOS), la facturación caerá este año un 5% por la crisis. Para esta trabajadora, tampoco ayudarán las restricciones: "El cierre a las 20.00 afectará porque mucha gente compra al salir de trabajar".

Las grandes superficies

El día también estuvo ajetreado en los centros comerciales. En La Torre Outlet se vieron filas para acceder a varios establecimientos, así como en Puerto Venecia, especialmente en una cadena de textil 'low cost'. "Siempre compramos unos pijamas o algo de ropa para completar los regalos que los sobrinos reciben en nuestra casa", contaban allí Carmen y Beatriz, dos hermanas que salían cargadas con bolsas.

Los juguetes, los accesorios y la moda centraban el interés. "Para mi marido, dos camisas; para los críos, unos Legos que nos faltaban de la lista y que casi no encuentro; y para mi madre, una colonia y un pañuelo", recitaba Teresa, otra compradora que, aunque empezó a tachar presentes "hace semanas", aún tenía que rematar las últimas adquisiciones. Lo que no aclaró es si alguno de los paquetes era para ella o confiaba en la magia de la Navidad...

Desde la gran superficie se hacía una lectura satisfactoria de la campaña: "Estamos satisfechos con los resultados de estas semanas, que esperamos que se mantengan durante el período de rebajas", indicaba Yolanda Gimeno, gerente de Puerto Venecia. "Han sido días de mucho trabajo que han supuesto un empujón para cerrar el 2020. El Black Friday y los festivos de apertura del mes de diciembre y este principio de enero, junto con la situación sanitaria que estamos atravesando, han hecho que los aragoneses hayan planificado y escalonado sus compras y se haya esperado menos a último momento", añadía.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión