Zaragoza
Suscríbete por 1€

sucesos en zaragoza

Cuatro policías, dos de ellos en prácticas, salvan a una joven de morir ahogada tras caer al Ebro en plena crecida

La crecida del Ebro y la corriente complicaron la actuación de los agentes, dos de ellos en prácticas, que no dudaron en lanzarse al agua para socorrer a la mujer.

Lugar desde donde cayó la joven que fue rescatada por los agentes
Lugar desde donde cayó la joven que fue rescatada por los agentes
Policía Nacional

Cuatro agentes de la Policía Nacional consiguieron salvar este martes la vida a una joven en Zaragoza gracias a su rápida intervención, ya que al verla caer al río se arrojaron al agua para rescatarla antes de que la arrastrara la fuerte corriente. Los hechos se registraron en torno a las 22.15 en la zona del puente de La Almozara, desde el que esta persona se habría precipitado por causas que se investigan.

Según las primeras pesquisas, la sala del 091 recibió varias llamadas alertando de la presencia de una mujer sobre el puente con actitud nerviosa. El aviso se  trasladó enseguida a todos los coches patrulla que se encontraban en los alrededores, lo que permitió a una pareja de agentes localizar a la muchacha tras ver a una señora que les requería en el puente de La Amozara. Al parecer, la joven estaba a punto de caer al agua, pero dos de los policías la sujetaron de las muñecas in extremis. Sin embargo, tras unos interminables minutos, el peso del cuerpo y sus violentos movimientos hicieron que acabará en el río.

La Jefatura Superior ha confirmado que los agentes, dos de ellos en periodo de prácticas, socorrieron de inmediato a la joven. La crecida del Ebro y la corriente complicaron la actuación, pero con ayuda de varios compañeros consiguieron localizar a la mujer. Esta no dejaba de gritar pidiendo auxilio y se desplazaba por el río a gran velocidad, desapareciendo, a veces, entre el oleaje provocado por la riada.

Según informa la Policía Nacional, uno de los integrantes de la dotación policial, ante la certeza de que en escasos segundos perderían de vista a la mujer y sería improbable su rescate, se despojó de los elemento que podrían suponer un lastre, se los entregó a su compañero y se introdujo en el río, nadando transversalmente a la corriente, hasta que llegó a alcanzar y sujetar a la mujer.

Pese a la nula colaboración de la víctima logró arrastrarla hasta la orilla y con la ayuda de su compañero, que también se encuentra en prácticas, y que tampoco dudó en meterse en el cauce la sacaron y esperaron a la llegada de los sanitarios.

Los cuatro agentes de la Policía Nacional, que rescataron este martes por la noche a una mujer que había caído al río Ebro, han relatado cómo ocurrieron los hechos.

 

Los policías que mantuvieron sujeta  a la joven en el puente necesitaron asistencia sanitaria, puesto que sufrieron lesiones en sus extremidades debido al enorme esfuerzo, así como a las provocadas por los propios barrotes arquitectónicos. 

Por otra parte, el agente que se introdujo en el río y dio alcance a la joven, tuvo que ser trasladado hasta un centro hospitalario donde fue asistido por hipotermia.

Según testigos presenciales, en el rescate también fue importante la labor de un ciudadano de a pie que ayudó en todo lo que estuvo en su mano para conseguir salvar a la joven. 

Una imagen de la crecida del Ebro de noche.
Una imagen de la crecida del Ebro de noche.
HA
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión