Despliega el menú
Zaragoza

Los trabajadores del Centro de Protección Animal de Zaragoza aprenden a adiestrar perros para favorecer su adopción

Esta formación se imparte por primera vez y busca también garantizar la seguridad de los operarios encargados de alimentar a los perros, sacarlos a pasear y jugar con ellos durante su estancia en el centro.

Adiestramiento de perros del Centro de Protección Animal
Adiestramiento de perros del Centro de Protección Animal
MIGUEL G. GARCÍA/Ayuntamiento de Zaragoza

Conseguir que los animales estén en un entorno agradable es el objetivo de los trabajadores del Centro Municipal de Protección Animal de Zaragoza (CMPA) que estos días reciben pautas de la mano de adiestradores profesionales para mejorar la conducta de los perros y favorecer su adopción.

En un comunicado de prensa, el Ayuntamiento de Zaragoza explica que se imparte por primera vez esta formación y busca también garantizar la seguridad de los operarios encargados de alimentar a los perros, sacarlos a pasear y jugar con ellos durante su estancia en el CMPA. Muchos de estos canes son de razas potencialmente peligrosas, y por tanto más difíciles de adoptar, por lo que pasan largas temporadas en el centro municipal. 

Adiestramiento de perros del Centro de Protección Animal
Adiestramiento de perros del Centro de Protección Animal
MIGUEL G. GARCÍA/Ayuntamiento de Zaragoza

Rutina más parecida a lo que será su vida

El objetivo, según explica el adiestrador Antón Fraga de la empresa Instinto K9 , es que los animales adquieran una rutina lo más parecida posible a lo que será su vida después con una familia de acogida. “Se trata de que tengan un comportamiento y una educación que les pueda servir después”, indica, algo que se puede conseguir mediante pautas repetidas en el tiempo. Para ello, los adiestradores han realizado un protocolo de cada una de las interacciones de los operarios con los animales. Entre estas tareas, les enseñan a colocar el bozal y la correa de una forma positiva, haciendo que el animal lo integre en su rutina sin sobresaltos. Es más, consiguen que sea el propio perro el que dirija su cabeza al bozal para una colocación más fácil. Las entradas y salidas del chenil suele ser también un momento de riesgo para el operario, algo que están superando también con técnicas para mantener al animal entretenido en ese momento. La formación incluye también nociones y conocimiento básico para detectar las señales de agresividad y estados emocionales del perro, juegos con pelota y rodillo, y enriquecimiento del entorno con la creación de una gymkana de olores en la zona de esparcimiento. Esta iniciativa se enmarca en la estrategia de la consejería de Participación y Relación con los ciudadanos dirigida por el concejal Javier Rodrigo que busca que todos los animales del CMPA puedan ser adoptados en poco tiempo y que al menos, mientras llega ese momento, su estancia en el centro sea lo más confortable posible. Además, añade, estas nociones de adiestramiento buscan proteger la seguridad de los trabajadores del CMPA aportándoles conocimientos para el manejo de los animales, ya que que en muchas ocasiones, debido a sus antecedentes de abandono o maltrato, presentan comportamientos complicados.

Adiestramiento de perros del Centro de Protección Animal
Adiestramiento de perros del Centro de Protección Animal
MIGUEL G. GARCÍA/Ayuntamiento de Zaragoza
Etiquetas
Comentarios