Zaragoza
Suscríbete

La mejora de dos kilómetros entre Olvés y Maluenda llegará en 2022 tras 15 años de retraso

Existe un estudio de posibles trazados de la vía y las alcaldesas de ambas localidades piden a la DPZ que decida.

Aspecto que presenta la calzada
Aspecto que presenta la calzada
HA

Cinco kilómetros de los siete que tiene la carretera entre Olvés y Maluenda se arreglaron en 2007 con una inversión por parte de la Diputación de Zaragoza (DPZ) de 612.500 euros. Trece años después, el arreglo de los dos kilómetros que quedaron pendientes -el tramo más próximo a Maluenda que discurre entre frutales por la vega del río Jiloca- vuelve a estar sobre la mesa. Ya está redactado un estudio de los posibles trazados para buscar el que suponga un menor impacto sobre la zona y ahora los dos ayuntamientos piden que la institución provincial elija la alternativa más adecuada para que de una vez se lleve adelante.

Antes de redactar el proyecto, explican desde la Diputación, y "para minimizar las afecciones a los agricultores", se preparó un informe sobre posibles recorridos, que eran fundamentalmente dos. El objetivo es decidir cuál es el que supone un menor afección a los frutales. También es preciso buscar un acuerdo entre los ayuntamientos de Maluenda y Olvés para concretar cuál es la opción por la que se apuesta definitivamente para finalizar la carretera.

En cuanto ambos consistorios den su visto bueno, se empezará a redactar el proyecto, que estará terminado en unos meses, y entonces ya se podrán sacar a concurso las obras, en cuanto haya partida presupuestaria. En cualquier caso, desde la DPZ sí dejan claro que por plazos técnicos y de tramitación los trabajos no podrán empezarse antes de 2022, con 15 años de retraso.

Priorizar los criterios técnicos

Las alcaldesas de Maluenda y Olvés, Carmen Herrero (PAR) e Iluminada Ustero (PP), coinciden en la necesidad de mejorar esta calzada, que tiene tramos tan estrechos que es difícil el paso de dos vehículos al mismo tiempo. Además se trata de una carretera bastante transitada, tanto por particulares como por el autobús de los niños y jóvenes que van al colegio y al instituto de Calatayud. A ello se suma el tráfico que genera la producción agrícola de la zona.

En lo que también están de acuerdo es que debe ser la institución provincial, en base a los informes de los técnicos, la que elija el trazado más adecuado. "La carretera es de la DPZ y ella, con los técnicos, debe decidir cuál es la alternativa que crean más ventajosa de cara a criterios técnicos, económicos y el menor daño a los propietarios afectados por las expropiaciones", aseguró la alcaldesa de Maluenda. En este sentido, se tomó un acuerdo en pleno municipal por unanimidad de los grupos, PAR, PP y PSOE. El proyecto de 2017 recibió alegaciones de vecinos de Maluenda y Herrero reconoce que generó "polémica".

Una opinión que comparte su homóloga de Olvés, quien asegura que este tema es "prioritario" para el municipio y que por fin "va bastante bien encaminado" para que deje de estar "enquistado". "Esperemos que por fin salga adelante en esta legislatura".

De momento, hace unas semanas la DPZ repintó la señalización horizontal de la vía que se acondicionó en 2007, dentro de las labores de conservación, y en breve está previsto reforzar la señalización vertical.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión