Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

El Ayuntamiento acondicionará un tramo de 300 metros de la ribera del Huerva

La intervención consistirá en la tala y poda del arbolado en mal estado para evitar el riesgo de caída y los taponamientos que pueden provocar los troncos en el cauce del río.

Tramo de la ribera que se va a intervenir.
Tramo de la ribera que se va a intervenir.
L. R.

La ribera del río Huerva a su paso por la calle Manuel Lasala tendrá pronto un aspecto más limpio y cuidado. El Ayuntamiento de Zaragoza ha anunciado que acondicionará la margen izquierda del río para mejorar las condiciones de la vegetación y facilitar el tránsito de los viandantes.

La actuación, para la que se invertirán aproximadamente 40.000 euros, se llevará a cabo en un tramo de 300 metros, concretamente desde la entrada del parque Grande José Antonio Labordeta en el cruce con el paseo de Isabel la Católica hasta el puente sobre de Blasco del Cacho. El plazo máximo de ejecución de los trabajos es de dos meses, por lo que se espera que la intervención esté terminada antes de finalizar el año.

Las labores de acondicionamiento persiguen dos objetivos. Por un lado, “la mejora del medio físico y natural de la ribera del río Huerva”, y por otro, “el mantenimiento de la vía publica en las condiciones necesarias para la salvaguarda de la seguridad para bienes y personas”, según recoge la memoria del proyecto. Para ello se procederá a la tala y la poda del arbolado y la vegetación en mal estado. De esta manera se evitará el riesgo de caída y la posibilidad de que los troncos taponen el cauce del río si se desprenden. La intervención en ese tramo de la ribera está alineada con las acciones previstas en el Plan Director de la Infraestructura Verde de Zaragoza aprobado por el Gobierno de Zaragoza en diciembre de 2017

En la ribera se encuentra una gran variedad de especies naturales como los álamos, los fresnos, los olmos, los sauces, las higueras, las acacias, el aligustre o las moreras, aunque no siempre lucen con el esplendor que deberían. De hecho, el documento del Servicio de Parques y Jardines e Infraestructuras Verdes y la Unidad de Conservación del Medio Natural señala la presencia de varios chopos secos de grandes dimensiones en este tramo de ribera.

Además, en esta zona también existen pinos de gran tamaño que han crecido inclinados para buscar más luz y suponen riesgo de caída, por lo que serán talados para su posterior gestión. La intervención también contempla la eliminación de enredaderas y especies invasoras que crecen junto a las barandillas e invaden parte de las aceras. Se han identificado ejemplares de viña del Tíbet y aliantos y los técnicos han observado que su población está aumentando y tienen “un enorme poder de rebrote”.

La conservación de este tramo de la ribera era una de las grandes preocupaciones de la Asociación de Vecinos Fernando el Católico, que llevaba años pidiendo una actuación para revitalizar la zona. “Bienvenida sea, pero no deja de ser un parche. Las riberas del Huerva a su paso por el centro de la ciudad están en muy mal estado, nos tienen olvidados”, comenta Javier Pérez, presidente del colectivo.

“Seguimos reivindicando que se haga una actuación completa y profunda de las riberas del Huerva y esperamos que esta intervención sea el principio de algo más”, continúa. Los presupuestos participativos de 2018-2019 también recogieron varias peticiones en este sentido.

En los últimos meses, el colectivo vecinal también ha denunciado la presencia de ratas que acuden atraídas por los alimentos que depositan algunos ciudadanos. No obstante, las intervenciones del Instituto Municipal de Salud Pública y las campañas de concienciación parecen haber surtido efecto. “No tengo conocimiento de que haya problemas. De vez en cuando se ve alguna porque el principal foco es el espacio de los antiguos viveros de Sopesens”, concluye el portavoz de la asociación.

Etiquetas
Comentarios