Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza aprueba la bajada de un 0,74% del tipo general del IBI y una nueva fiscalidad 'verde' para 2021

La Comisión de Hacienda del Ayuntamiento avala inicialmente -con los votos del PP, Cs y Vox- las ordenanzas fiscales para el año que viene, después de rechazar todos los votos particulares de la oposición.

Pleno de este lunes en el Ayuntamiento de Zaragoza.
Pleno de este lunes en el Ayuntamiento de Zaragoza.
Daniel Marcos

La Comisión de Hacienda del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado inicialmente -con los votos del PP, Cs y Vox- las ordenanzas fiscales para 2021, que rebajan un 0,74% el IBI general y recogen medidas de fiscalidad verde, después de rechazar todos los votos particulares de la oposición.

Previamente, los grupos de la izquierda trataron sin éxito de retirar el expediente tras tacharlo de "paripé" y de "irresponsabilidad", ya que no incluye las rebajas anunciadas por el Gobierno de la ciudad el pasado viernes en el IBI para hosteleros, comerciantes y espectáculos, en el Impuesto de Matriculación para taxistas y en la tasa de veladores.

Asimismo, desde la oposición han dudado de que esta rebaja pueda tener un efecto real dado que buena parte de los establecimientos comerciales y de hostelería de la ciudad son locales alquilados y el IBI grava al propietario, no a los negocios.

El tributo más importante en términos de recaudación, el IBI, bajará su tipo general al 0,4123 con la intención de que, a falta de saber qué va a ocurrir con la actualización de coeficientes catastrales, ningún zaragozano vea incrementado su recibo.

Este punto ha salido adelante con el voto afirmativo de PP, Cs y Vox, la abstención el PSOE y el rechazo de ZeC y Podemos, después de que fueran tumbados los votos particulares de la izquierda, que pretendían dejar este impuesto en el mínimo legal (0,4%) o incrementarlo para las oficinas o comercios de mayor valor catastral.

Otra de las ordenanzas que ha recibido una mayor contestación, con cuatro votos particulares rechazados, ha sido la relativa a animales de compañía del Centro de Protección Animal (CMPA), que prevé que el coste de las adopciones pase de 25 a 75 euros y de las entregas, de 100 a 250.

En este caso, los tres grupos de la izquierda se han opuesto a esta subida, que no obstante ha sido también aprobada con el apoyo de PP, Cs y Vox.

La consejera municipal de Hacienda, María Navarro, ha criticado la "estrategia" y el "tacticismo político" de PSOE, ZeC y Podemos-Equo, a los que ha acusado de tratar de torpedear con "alevosía" la aprobación a tiempo de las ordenanzas fiscales.

Ha reconocido que son unas ordenanzas "complicadas", que no son las que les gustarían y que, además, han sido "superadas por los acontecimientos", en referencia a las nuevas restricciones decretadas por el Gobierno de Aragón para combatir la pandemia.

Estas restricciones, aprobadas la semana pasada, obligaron al Gobierno municipal a anunciar un nuevo "plan de rescate fiscal", ya que debido a las mismas este lunes el 75% de los establecimientos de hostelería de la ciudad no han levantado la persiana, ha explicado.

En representación de Cs, la consejera de Economía, Innovación y Empleo, Carmen Herrarte, ha acusado al tripartito de izquierdas de organizar "el show del lunes", en búsqueda de un titular para que no se hablara de las rebajas fiscales.

La socialista Ros Cihuelo ha vuelto a hablar de ordenanzas "sin alma" y, en este sentido, ha subrayado que "la ciudad de Zaragoza no necesita ahora gente que sepa sumar y restar, necesita gente que sepa multiplicar".

Frente a ello, ha puesto en valor la propuesta alternativa del PSOE, a través de unas proposiciones normativas que se debatirán el próximo mes, que plantea unas ordenanzas "perfectamente equilibradas" y "excepcionales" para el 2021.

En esta propuesta, además de bajar el IBI hasta el mínimo legal, recogen bonificaciones de entre el 30% y el 50% para los establecimientos más afectados por la crisis de la covid-19.

Por último, ha abogado por que el Ayuntamiento utilice sus ahorros para ayudar a estos sectores, aunque cree que no va a dedicar "ni un euro" porque ya ha comprometido ese dinero a las multinacionales que gestionan las contratas municipales.

Desde ZeC, Alberto Cubero ha reprochado a Navarro la falta de diálogo para sacar adelante unas ordenanzas que deberían haber salido adelante por unanimidad y que haya "mentido" a los hosteleros y comerciantes al anunciar unas bonificaciones que no están en el expediente.

Todo ello, ha continuado, mientras se recortan 530.000 euros del plan local de comercio y mientras se colocan "alfombras rojas urbanísticas" en el nuevo outlet de Pikolín y la hostelería de la ciudad está sujeta a restricciones.

"Está claro quién manda aquí", ha manifestado el portavoz municipal de Podemos, Fernando Rivarés, al considerar que el equipo de gobierno no cuenta con el resto de grupos por tener la votación pactada con "los neofranquistas de Vox".

Ha lamentado también que estas ordenanzas renuncien a recaudar más de quienes más tienen.

El portavoz de Vox, Julio Calvo, ha rechazado rebajar el IBI al 0,4 por la situación "dramática" del Consistorio zaragozano y ha defendido aplicar las bonificaciones en los sectores más afectados por la pandemia en lugar de en el tipo residencial.

Ha votado favorablemente la propuesta del Gobierno de la ciudad como "mal menor", pero ha advertido de que en los presupuestos debe haber una "voluntad decidida de ahorro en el gasto".

En cuanto al resto de ordenanzas, incluyen también diversas bonificaciones en el IBI o en el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) por instalación de sistemas de aprovechamiento de energía solar, rehabilitación con criterios de eficiencia energética o de accesibilidad. 

Etiquetas
Comentarios