Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Punto final a un Pilar inédito con fuegos artificiales virtuales

El Ayuntamiento puso el broche a las ‘no fiestas’ con la emisión de un vídeo de despedida tras 10 atípicos días de octubre marcados por la pandemia.

Fuegos artificiales desde el puente de Hierro en la traca final de las Fiestas del Pilar en Zaragoza
Fuegos artificiales desde el puente de Hierro en la traca final de las Fiestas del Pilar en Zaragoza
Aránzazu Navarro

Una nostálgica emisión en vídeo de los fuegos artificiales del año pasado en la página web del Ayuntamiento de Zaragoza puso anoche el cierre a las ‘no fiestas’ del Pilar de este año en el que la pandemia de coronavirus obligó a suprimir cualquier tipo de programación para reducir la tasa de contagios. Asumida la cancelación de los festejos, los vecinos de la ciudad confían en poder celebrarlas con más ganas en 2021, mientras las autoridades analizan si las restricciones han surtido efecto y han logrado evitar rebrotes como los registrados este verano en otras localidades de la Comunidad con motivo de sus festejos patronales.

El Ayuntamiento quiso poner un broche simbólico al Pilar de este año con la emisión de un vídeo especial de gratitud hacia la ciudadanía y con los fuegos artificiales de 2019, una propuesta que también lanzó Interpeñas en sus redes sociales. La vicealcaldesa y concejal de Cultura, Sara Fernández, quiso «agradecer a los zaragozanos la responsabilidad que mayoritariamente se ha observado», y «destacar el gran éxito de la Ofrenda virtual».

En este sentido, la página web que ha permitido rendir homenaje a la Virgen del Pilar en formato digital cerró anoche la entrega de ramos, que a la espera del balance oficial, rondará las 150.000 ofrendas, ya que el sábado se habían superado las 146.000. El portal permanecerá abierto hasta final de mes para poder seguir disfrutando del manto que se ha ido configurando estos días.

Datos históricos

Además de la propia cancelación de las fiestas, el Gobierno de Aragón llevó a Zaragoza a fase 2 de forma preventiva de tal forma que se establecían diferentes restricciones en la vida pública, especialmente en la hostelería y el comercio. Los tribunales mitigaron parte de esa medida, pero aún así se prohibió el uso de las barras.

Por su parte, la Junta Local de Seguridad estableció un dispositivo especial para garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias ante la covid y para evitar las aglomeraciones en la calles, los botellones en los parques y las fiestas privadas en locales y viviendas. Durante el puente del Pilar, hasta el día 13, los agentes de la Policía Nacional y de la Local impusieron 979 sanciones por alguno de estos incumplimientos.

La inédita situación que ha vivido la capital aragonesa este año por culpa de la pandemia también se ha reflejado en otros indicadores de actividad, como la recogida de basuras. Los operarios de FCC acumularon un 83% menos de residuos en sus limpiezas de las calles y plazas de la ciudad. En concreto, entre el 10 y el 14 de octubre retiraron 27.860 kilos de desperdicios frente a los 159.680 del mismo periodo del año pasado.

Una respuesta similar se aprecia en el uso del transporte público, que para estas fechas suele pasar su examen más exigente. Solo como ejemplo, el día 12 los buses urbanos llevaron a 87.274 viajeros frente a los 371.949 del año pasado (un 76% menos). En el caso de los tranvías, pasaron de 146.839 a 24.878 (-83%).

Etiquetas
Comentarios