Despliega el menú
Zaragoza

puente del pilar

La operación especial en Zaragoza se inicia con denuncias a 13 bares y otros locales y a 45 jóvenes por hacer botellón

Las fuerzas de seguridad pusieron también 114 denuncias por no llevar mascarilla, fumar sin distancia, agrupación de personas, etc. 

Varios jóvenes, la pasada madrugada en las calles de Zaragoza.
Varios jóvenes, la pasada madrugada en el centro de Zaragoza.
Heraldo.es

La primera noche del puente festivo del Pilar en Zaragoza, en la que se puso en marcha el dispositivo para gestionar la crisis sanitaria y velar por el cumplimiento de las medidas en la la fase 2 flexibilizada, las fuerzas y cuerpos de seguridad pusieron 13 denuncias a bares y otros establecimientos públicos por carecer de licencia, exceso de aforo, veladores o exceso de horario de apertura. 

Además, entre las actuaciones practicadas por los agentes desplegados en la ciudad también destacan las 45 denuncias efectuadas en relación con la concentración de jóvenes en la vía pública con ingesta de bebidas alcohólicas, es decir, por hacer botellón en la calle

Asimismo, según se informa en un comunidado, la Policía también interpuso 114 denuncias debido a los incumplimientos relacionados con la Ley General de Sanidad Ley 33/2011, entre los que destacan ir sin mascarilla, fumar sin la distancia de seguridad establecida y exceso de agrupación de personas, que está limitada a 10 en estos momentos.

Otras 71 denuncias se efectuaron en relación a la tenencia de drogas, estupefacientes y armas prohibidas, mientras que trece más se interpusieron por cometer desobediencia a los agentes o faltarles al respeto, es decir, por vulnerar la Ley Orgánica  4/2015 de Seguridad Ciudadana.

La Policía Nacional, la Unidad Adscrita, la Policía Local y la Guardia Civil se han desplegado desde este viernes por la noche especialmente en torno a la plaza del Pilar, donde están previstas incluso patrullas aéreas, pero también en otros puntos sensibles de la ciudad, como las riberas del Ebro y los ocho parques de la ciudad con más problemas de botellón. Los entornos de Grancasa y La Romareda, donde también se han detectado concentraciones de jóvenes para consumir alcohol, están siendo igualmente controlados estos días.

El plan de seguridad diseñado para este atípico puente del Pilar contempla muchas más casuísticas, incluidas las bautizadas como ‘fiestas covid’. "La Policía Nacional ha contactado con los propietarios de alojamientos turísticos para que les avisen si detectan grandes grupos de jóvenes. También se controlarán los barrios rurales y los polígonos industriales", señalaban este viernes desde la Delegación del Gobierno. Asimismo, en poblaciones próximas a Zaragoza, como Cuarte de Huerva, y polígonos industriales se han extremado las medidas de seguridad para evitar fiestas covid, y de hecho este viernes por la noche se produjeron controles especiales en esa zona en particular. 

Etiquetas
Comentarios