Despliega el menú
Zaragoza

coronavirus

Cacerolada de los feriantes frente a las Cortes de Aragón

Bajo el lema ‘SOS, la feria se muere’, el colectivo ha denunciado la situación en la que se encuentran unas 150 familias en la Comunidad Autónoma.

Bajo el lema ‘SOS, la feria se muere’ y cacerola en mano, este viernes tenía lugar una concentración organizada por la Asociación de Feriantes de Zaragoza frente a la sede de las Cortes de Aragón, que  ha reunido a feriantes llegados de toda España.

Según fuentes de la organización, el colectivo cumplirá “un año de ingresos cero” el próximo mes de octubre, una situación que podría alargarse debido a la prohibición de la celebración de ferias y verbenas en todo Aragón. “Somos la única comunidad autónoma con esta restricción, no sabemos cómo lo vamos a aguantar”, admite Ángel Barata, presidente de la asociación zaragozana.

Este año, al dar lugar el inicio del confinamiento, los feriantes de toda España han visto paralizadas sus atracciones. Una circunstancia que se ha alargado durante todo el verano y que, de seguir así, podría prolongarse hasta las celebraciones navideñas. Una situación que catalogan de “insostenible”. “Solicitamos una inyección económica para poder mantener a nuestras familias y que se reactive el sector mediante la adaptación de protocolos como se ha hecho en otros lugares de España. Lo que queremos es que nos dejen trabajar”, añade el representante, que ha anunciado que las movilizaciones podrían repetirse durante las próximas semanas.

Ángel Barata y Ángel Gutiérrez.
Ángel Barata y Ángel Gutiérrez.
C.I.

Según fuentes de la organización, en Aragón hay unas 150 familias afectadas por esta realidad. Además, Barata denuncia la situación de agravio comparativo con otros espacios como el parque de atracciones o Puerto Venecia. “Allí tienen atracciones como camas elásticas o un dragón como el mío, me pregunto cuál es la diferencia. Nos tienen completamente olvidados”, denuncia.

Además, denuncian que la gran mayoría de afectados ya ha realizado una importante inversión económica, como cada año antes del inicio de la temporada, para poner a punto las atracciones. “Muchos de nosotros hemos engrasado las maquinarias, hemos realizado labores de reparación y limpieza… algo que para el año que viene ya no va a servir”, resume.

Llegado desde León, también ha participado en la protesta Ángel Gutiérrez, presidente de la Unión de Industriales Feriantes de España (UIFE), que asegura que la situación de Aragón es única en España. “En otros lugares de España se han limitado aforos y se han creado protocolos para que podamos seguir con nuestra actividad”, explica el feriante. Por ejemplo, en León, en estos momentos se ultiman los detalles para poner en marcha su actividad en Navidad.

“Cuando cae un feriante, caemos todos”

Por otro lado, Gutiérrez recuerda que llevan varios meses movilizándose en toda España para solicitar ayudas para un sector profundamente castigado por la crisis del coronavirus. “El sector de la feria es como una gran familia. Cuando cae un feriante, caemos todos”, reivindica.

Federico Gaitán, María del Mar Contreras y Lucía Gaitán, llegados desde Jaén.
Federico Gaitán, María del Mar Contreras y Lucía Gaitán, llegados desde Jaén.
C.I.

Entre los presentes se encontraban feriantes llegados de otros lugares de España como Jaén, Valencia o Madrid, entre otros. “Nosotros somos itinerantes, comemos en todos lados por lo que la situación de los compañeros de Aragón nos afecta a todos”, afirma Federico Gaitán, llegado desde Jaén junto a su mujer, María del Mar Contreras y su hija, Lucía. Tras el inicio de la pandemia aseguran que feriantes de toda España atraviesan una situación insostenible y nunca vista: “La mayoría de nosotros hemos nacido en la feria, esto es algo que hay que llevar en la sangre”. 

Etiquetas
Comentarios