Zaragoza
Suscríbete por 1€

crimen de los tirantes

Los peritos de la defensa atribuyen la muerte de Laínez a su corazón “enfermo”

Divergen con los forenses del juzgado y los neurocirujanos llevados por la acusación particular en que fue el" "conjunto" de graves fracturas craneales y faciales producto de los golpes las que lo mataron.

La Audiencia de Zaragoza acoge desde este lunes la repetición del juicio contra Rodrigo Lanza (derecha), procesado por la muerte de Víctor Laínez.
La Audiencia de Zaragoza acoge desde este lunes la repetición del juicio contra Rodrigo Lanza (derecha), procesado por la muerte de Víctor Laínez.
javier Cebollada/efe

Los jurados del tribunal que enjuicia a Rodrigo Lanza por la muerte de Víctor Laínez han podido escuchar este jueves las primeras explicaciones de los distintos médicos, expertos forenses, neurocirujanos y especialistas en radiodiagnóstico, sobre las causas del fallecimiento.

Las primeras intervenciones casi han sido clases magistrales de medicina y de anatomía del cráneo y del cerebro, en las que se han utilizado incluso reproducciones en 3D de la cabeza de la víctima aportadas por los médicos forenses del Instituto de Medicina Legal de Aragón, que luego han entregado al tribunal para que las observaran detenidamente. Los especialistas en neurocirugía también han exhibido un despliegue de imágenes en pantallas.

Pero, tras todo tipo de didácticas explicaciones, las conclusiones a las que llegaron estos expertos han sido muy distintas. Por su parte, los médicos forenses del IMLA, su director José Manuel Arredondo, y María Aránzazu Ortubia, afirmaron con rotundidad que la causa de la muerte fue un severo traumatismo cráneofacial y que murió por el “conjunto” de lesiones que sufrió el fallecido en la cabeza y la cara, explicación con la que coincidieron plenamente los neurocirujanos Nicolás Fayed y Vicente Calatayud. A esto añadieron que fueron “múltiples” las contusiones cerebrales y las fracturas craneales, las cuales causaron un edema cerebral incompatible con la vida.

Diferente ha sido la conclusión de los peritos de la defensa, los médicos Esteban Fernández Arriba

Víctor Pineda Sánchez. Según ambos, las fracturas craneales y faciales que presentaba Víctor Laínez tras la agresión no eran mortales por sí mismas, sino que a ellas se sumó el estado físico previo de la víctima, la cual tenía una cardiopatía. “Las lesiones que acompañan a la fractura no son severas como para causar la muerte. El resultado es malo porque ha habido un paro cardiorrespiratorio”.

Han resaltado que la víctima era un señor con un corazón enfermo. “Tenía obesidad, hipertensión, apnea con respirador, miocardiopatía dilatada, enolismo, consumo de cocaína y una insuficiencia renal”. “En esta situación, si se tiene una fractura craneal y otras faciales que por sí mismas no son mortales, con este contexto de corazón enfermo, se para".

(SEGUIREMOS INFORMANDO)

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión