Despliega el menú
Zaragoza

Adiós a la temporada de piscinas de verano de Zaragoza con cierzo incluido

El intenso cierzo restó afluencia a los diferentes recintos para bañarse y el aforo se mantuvo muy durante el domingo por debajo del 50%.

El Ayuntamiento de Zaragoza puso fin este domingo a la temporada de verano de las piscinas municipales, en una jornada que estuvo marcada por un intenso cierzo que no invitaba demasiado a darse un baño. Por esta razón, no es de extrañar que durante todo el día la afluencia en los diferentes recintos se mantuviera muy por debajo del 50%. En el centro deportivo Alberto Maestro, por ejemplo, a última hora de la mañana solo había 57 bañistas del máximo de 359 permitido para cumplir con las normas sanitarias frente al coronavirus.

Aunque las predicciones meteorológicas hacían presagiar que las altas temperaturas acompañarían esta despedida, se anunciaba una máxima de 34º en la capital aragonesa, este viento truncó los planes de los que hubieran deseado aprovechar al máximo este último día. Esta temporada pasará a la historia como una de las más cortas, ya que su apertura se retrasó varias semanas este verano debido a la pandemia de coronavirus. Abrieron sus puertas el 4 de julio, un mes más tarde de lo previsto.

Además, los bañistas y amigos de las zambullidas han tenido que acostumbrarse a convivir con las restricciones marcadas para evitar contagios. Por cautela y precaución, el Ayuntamiento de Zaragoza decidió rebajar a un 50% el límite de aforo. Además, los vestuarios permanecieron cerrados, al menos en el inicio de la campaña, y se tenía que mantener una distancia preventiva entre los usuarios en la zona de césped, salvo las personas de una misma unidad familiar. La mascarilla ha sido obligatoria en el acceso al centro para personas mayores de seis años, se disponía de hidrogel para la desinfección de manos y no se han alquilado hamacas.

A la espera de que el Ayuntamiento dé a conocer los datos definitivos sobre los usuarios, se espera una caída del número de bañistas. De hecho, a finales de agosto, encarando ya su recta final, se hablaba de un decenso de en torno al 30% en el número de bañistas con respecto al año pasado. En concreto, se registraron 402.257 accesos entre julio y agosto, frente a los 622.029 de los mismo meses de 2019.

Etiquetas
Comentarios