Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Un paciente del centro neuropsiquiátrico del Carmen muere atropellado en la A-23

El hombre, de 52 años, se marchó el martes por la tarde y fue arrollado este míercoles de madrugada en Villanueva de Gállego.

La marca amarilla en el arcén señala el lugar donde quedó tendido el cuerpo de la víctima
La marca amarilla en el arcén señala el lugar donde quedó tendido el cuerpo de la víctima
José Miguel Marco

Un hombre de 52 años que estaba ingresado en el centro neuropsiquiátrico del Carmen de Zaragoza murió este miércoles víctima de un atropello registrado de madrugada en la autovía de Huesca (A-23), a la altura de Villanueva de Gállego. La víctima caminaba sola y no portaba ningún tipo de documentación, lo que complicó bastante su identificación. De hecho, no fue hasta última hora de la tarde cuando la Guardia Civil confirmó que se trataba de un paciente del citado centro sanitario, ubicado en el camino del Abejar, cerca de la carretera de Logroño.

El atropello mortal se produjo sobre las 4.30 a la altura del kilómetro 299 de la A-23, justo en la salida que conduce hacia el polígono industrial San Miguel y el campus de la Universidad San Jorge. Según informó la Comandancia de Zaragoza, el turismo que arrolló al viandante lo conducía un hombre que iba a trabajar y que no pudo frenar a tiempo. Al parecer, se trata de una zona sin iluminación eléctrica y la víctima vestía prendas oscuras. Circunstancias ambas que, sumadas a lo inesperado de su presencia en la calzada, provocaron el fatal desenlace.

Fue este mismo conductor quien llamó enseguida al teléfono de emergencias del 112 para informar de lo ocurrido. Sin embargo, cuando llegaron las asistencias sanitarias, nada pudieron hacer ya por la vida del peatón. De hecho, hasta allí se trasladó después la comisión judicial y la Hermandad de la Sangre de Cristo para trasladar el cadáver al Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA), donde estaba previsto practicarle la autopsia.

Negativo en alcohol y drogas

Como es habitual en estos casos, antes de tomar declaración al conductor, la Guardia Civil de Tráfico le practicó una prueba de etilometría y otra de consumo de drogas, arrojando sendos resultados negativos.

Según fuentes del Instituto Armado, en un principio, no constaba ninguna denuncia reciente por la desaparición de un hombre de las características del fallecido. Tras el accidente, tampoco nadie se había puesto en contacto con los investigadores al sospechar que la víctima pudiera ser un conocido. Ello, sumado al hecho de que esta persona caminara sola de madrugada por la autovía, invitaba a pensar que pudiera tratarse de un transeúnte sin domicilio. Sin embargo, más tarde se confirmó que el fallecido era un paciente del centro neuropsiquiátrico del Carmen.

Con este accidente son ya tres los peatones que han muerto este año en el asfalto en la provincia de Zaragoza. Los otros dos percances mortales se registraron en el casco urbano de la capital aragonesa y las víctimas fueron un hombre de 72 años, arrollado en la avenida de Goya el 31 de enero, y una mujer de 99, a la que embistió un vehículo en San Ignacio de Loyola el 4 de febrero.

Paracuellos, un caso sin resolver

El que continúa sin resolver es el atropello que costó la vista Georgel P., de 52 años. El siniestro se produjo el pasado 19 de enero en la carretera N-234, carretera que une Calatayud con Paracuellos de Jiloca. De hecho, la víctima se había establecido pocas semanas antes en esta última localidad y se dirigía también andando a casa de noche cuando fue arrollado en la calzada. Con las primeras luces del día, otro vecino descubrió su cadáver en la cuneta, a escasos metros del pueblo. La Guardia Civil lleva desde entonces buscando al autor del atropello.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión