Despliega el menú
Zaragoza

sucesos

La mujer acuchillada por su hijo en Zaragoza se recupera tras ser operada en el Servet

La Policía Nacional podría trasladar hoy al parricida de La Paz al juzgado de guardia para declarar por el crimen.

La Sangre de Cristo trasladaba este martes el cadáver de la víctima.
La Sangre de Cristo trasladaba este martes el cadáver de la víctima.
José Miguel Marco

Los vecinos de la calle Teniente Coronel Moyano de Zaragoza, donde un joven de menos de 30 años mató este martes a su padrastro, Antonio Ibar, de 69 años, conocían más a este último que a su mujer, natural de Malí y que también resultó herida de gravedad al interponerse entre su hijo y su marido. «Él ha pasado aquí toda su vida. De hecho, sus padres vivían en esta parcela que vendieron para levantar un bloque de pisos», explicaba una mujer señalando un edificio ubicado frente al lugar del crimen. «Con ella no he hablado nunca, pero es una mujer muy guapa. Cuando he  oído los gritos este mediodía, me he asomado enseguida a la calle. Para entonces, ha había gente ya con ella. Una chica le ha sacado una toalla para que se tapara la herida, porque de la cara a la cintura llevaba toda la ropa ensangrentada», apuntaba ayer.

"Una chica le ha sacado una toalla para que se tapara la herida, porque de la cara a la cintura llevaba toda la ropa ensangrentada»

Según fuentes policiales, la madre del agresor fue trasladada al hospital Miguel Servet de Zaragoza para ser intervenida. De hecho, parece que anoche permanecía estable tras la intervención. En cuanto al presunto homicida, «por respeto a las actuaciones judiciales», la Jefatura no facilitó ni siquiera sus iniciales o edad.

En lo que coinciden quienes conocen al detenido es en que se trata de un joven «de casi dos metros». El fallecido era de complexión delgada, por lo que parece difícil que ofreciera resistencia. En cualquier caso, será la autopsia que hoy se practique al cadáver en el Instituto de Medicina Legal de Aragón la que concrete este extremo y la mecánica del crimen.

De las pesquisas del caso se ha hecho cargo la titular del Juzgado de Instrucción 3 de Zaragoza, que ayer se trasladó hasta el lugar del crimen para autorizar el levantamiento del cadáver. En cualquier caso, la Policía Científica dedicó después más de tres horas a analizar y fotografiar el escenario del homicidio.

La mujer se encuentra estable después de ser intervenida por las heridas que sufrió en el abdomen
Etiquetas
Comentarios