Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza aprueba este mes el cambio legal para permitir viviendas y otros usos en locales vacíos

Además de casas, podrán admitirse también garajes, almacenes o espacios culturales. Habrá un listado de calles en las que no se concederán autorizaciones.

Los locales vacíos se han multiplicado en los últimos años en la capital aragonesa.
Los locales vacíos se han multiplicado en los últimos años en la capital aragonesa.
Guillermo Mestre

El Ayuntamiento de Zaragoza tiene previsto aprobar este mes de julio una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que permitirá cambiar los usos a los locales vacíos y transformarlos en viviendas o destinarlos a cualquier otra función. El objetivo es facilitar que estos espacios, en general pensados para usos comerciales u hosteleros, tengan al fin un salida en el mercado.

El expediente, que está pendiente de detalles técnicos, permanece a la espera de que el concejal de Urbanismo, Víctor Serrano (Cs), abra un proceso de negociación con los grupos, dado que se quiere una solución consensuada para paliar el problema de los más de 1.800 locales comerciales sin uso que tiene la ciudad, según la Federación de Empresarios del Comercio (ECOS).

Además de viviendas con todas las garantías de habitabilidad, estos inmuebles en planta baja podrían destinarse a garajes, aparcabicis, almacenes compartidos para distribución de mercancías, espacios culturales o de creación. La propuesta forma parte del paquete de medidas del Acuerdo por el futuro de Zaragoza, pactado por grupos políticos y agentes sociales para hacer frente a los efectos causados por la covid-19.

El aspecto más llamativo de la propuesta es el de la transformación de locales en viviendas, posibilidad que ya prevé en algún caso el vigente PGOU, pero que está muy restringida. La nueva normativa daría mayor flexibilidad para la reconversión de locales en planta baja, que podrían pasar a ser, por ejemplo, un ‘loft’.

La nueva normativa, indican fuentes municipales, no se traduciría en un aumento de las infraviviendas, un problema que se ha producido en ciudades que han desarrollado este modelo, sobre todo muchas del País Vasco. No obstante, a diferencia de Zaragoza, en otros municipios esta fórmula se plantea para resolver los problemas de escasez de vivienda, más que para dar un nuevo uso a los locales comerciales.

Por tanto, tendrían que cumplir las condiciones de habitabilidad de cualquier vivienda, como el número de metros mínimo. En Zaragoza, una casa de una sola habitación debe tener al menos 37 metros cuadrados, superficie que aumenta en función del número de habitaciones, que también tienen unas dimensiones mínimas.

Catálogo de calles

Se haría especial hincapié en aspectos como el aislamiento del ruido, la privacidad, luz, ventilación, accesibilidad, seguridad, estética o la generación de molestias o riesgos en el entorno. Hay que tener en cuenta que una planta baja está más expuesta a los ruidos de la calle y suele incluir instalaciones del edificio, que pueden generar molestias. Por supuesto, nadie podrá tener una vivienda con una persiana en la entrada o un escaparate en la fachada que deje el interior a la vista de los viandantes. "Tiene que tener las mismas características que cualquier vivienda", dijeron fuentes de Urbanismo.

En este sentido, se establecerán normas de incompatibilidad de usos. Además, se ha previsto que no pueda haber locales transformados en viviendas en las zonas saturadas de bares que existen la ciudad. Por eso, la modificación del PGOU incluirá un catálogo de calles y plazas en las que los locales no podrán tener un uso residencial, bien porque se quiera preservar el tejido comercial, bien porque se incumplan las condiciones de habitabilidad o se perjudique al entorno. Este catálogo no se quiere hacer público hasta el momento de la tramitación del expediente, para evitar problemas jurídicos.

Además de tener que cumplir con una serie de requisitos para sortear el riesgo de la infravivienda, una de las preocupaciones del Ayuntamiento es evitar alzas de precios injustificadas que dañaran el uso comercial. Para tratar de evitar este problema se establecerá un plazo mínimo de desocupación de los locales para permitir su conversión en vivienda.

La modificación del PGOU no solo se referirá a las condiciones de transformación de los locales, sino que también habilitará nuevos instrumentos de gestión urbanística y la obtención de suelo urbano, que facilitarían la calificación de suelos para espacios libres o equipamientos. También se prevé que parcelas de suelo urbano se conviertan viviendas de protección pública. Por último, se quiere permitir que la colocación de ascensores dé opción a ampliar la superficie construida para estacionar vehículos. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión