Despliega el menú
Zaragoza

sucesos

La juez ‘destierra’ al teniente de alcalde de Manchones por amenazar con una pistola a un vecino

El edil niega la acusación y el alcalde, que es sobrino suyo, respalda su versión y asegura que el denunciante les insultó. 

La Guardia Civil estuvo buscando la pistola en esta escombrera de Manchones, entre otros lugares.
La Guardia Civil estuvo buscando la pistola en esta escombrera de Manchones, entre otros lugares.
Heraldo

Las enemistades manifiestas que existen entre distintas familias en Manchones –y que se han traducido en numerosas y variadas denuncias, juicios y condenas– están detrás el último enfrentamiento ocurrido el pasado domingo. La diferencia con las anteriores es que en esta ocasión salió a relucir un arma de fuego. Al menos así lo asegura el denunciante, Alberto B., y así lo ha creído la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Daroca.

La juez, conocedora de la "tensión" que se vive en la localidaddesde hace años y teniendo "indicios fundados" de que el teniente de alcalde de Manchones, Pablo Pardillos (PP), encañonó presuntamente a Alberto B., le ha prohibido residir o acudir al pueblo y aproximarse al denunciante a menos de 500 metros de donde se encuentre. La medida, que puede ser recurrida, la ha tomado para proteger al denunciante mientras tramita la causa.

Los hechos investigados ocurrieron el domingo por la mañana. Según fuentes cercanas al caso, Alberto B. circulaba con su tractor cuando en una rambla de la localidad se topó con Pablo Pardillos, que conducía a su vez el tractor de su sobrino y alcalde, Francisco Pardillos, y le entorpecía el paso. Al parecer, como transmitió a la juez, llevaba tiempo aguantando amenazas que no había denunciado por "hartazgo" y hacía días que cuando se cruzaban, Pardillos le mostraba un objeto de color negro. Pero el domingo fue más allá y el objeto resultó ser una pistola que montó delante de él y con la que supuestamente le encañonó a una distancia de dos metros. El vecino llamó a la Guardia Civil de Daroca pero, como tardaba, terminó avisando a la de Calatayud.

Cuando la patrulla llegó, el arma de fuego había ‘desaparecido’, pero en una bandolera que estaba en el tractor los agentes hallaron ocho balas de calibre de 9 mm, en perfecto estado y que servirían para la pistola descrita por la víctima (siete en el cargador y una en la recámara).

Por esta razón, Pablo Pardillos fue detenido como presunto autor de un delito de amenazas con arma de fuego y puesto a disposición judicial. Ante la instructora, negó los hechos y aseguró que la munición la tenía para hacerse colgantes, aunque luego manifestó que se la había encontrado en una escombrera esa misma mañana. La Guardia Civil ha buscado la pistola en el entorno de la localidad, incluyendo balsas de purines y la propia escombrera, pero hasta ahora no la ha encontrado.

El alcalde, Francisco Pardillos, defendió la versión de su tío y dijo a este diario que pone en duda que las cosas sucedieran tal y como cuenta Alberto B. "Lo que puedo decir es que nos insultó y amenazó delante de dos patrullas de la Guardia Civil", indicó, para añadir: "Yo jamás me he metido con nadie y es la segunda vez que me vienen a amenazar". En cuanto al funcionamiento de la alcaldía, al tener Pablo Pardillos prohibida la entrada al pueblo, dijo que no suponía ningún problema porque hay "medios telemáticos".

En los juzgados hay causas abiertas por supuesto delito electoral por inscripciones irregulares en el censo de la localidad. Francisco Pardillos Marín, hoy alcalde por el PP y antes por el PAR, fue inhabilitado en 2018 por empadronar de forma irregular a 11 personas de su entorno.

Ni el abogado de Alberto B., Luis Nivela, ni la defensa del teniente de alcalde, Pilar Roqueta, quisieron hacer declaraciones.

Etiquetas
Comentarios