Zaragoza
Suscríbete

arquitectura

Los arquitectos aragoneses se preparan para las viviendas post-covid

El Colegio de Arquitectos cree que la pandemia y el confinamiento harán de acelerador de algunas demandas que ya se vislumbraban: espacios amplios, terrazas, balcones…

Un vecino de Zaragoza, con su perro en el balcón durante el confinamiento.
Un vecino de Zaragoza, con su perro en el balcón durante el confinamiento.
Laura Uranga

El diseño de las nuevas viviendas y la reforma de las ya existentes tampoco serán lo mismo tras el paso de la covid-19. La pandemia y el confinamiento que ha conllevado han puesto sobre la mesa del debate público qué tipo de pisos se dibujan sobre los planos. En Aragón, el Colegio de Arquitectos se prepara para “las nuevas demandas” que, apuntan, lo que harán será acelerar algunas tendencias que ya se venían vislumbrando.

Un ejemplo está en las promociones que ya están construidas. En sus publicidades, los constructores destacan por encima de todo los espacios exteriores y la amplitud. Es lo que pide el consumidor. Y es algo que, más pronto que tarde, se acabará trasladando a los planos. “Más que unas nuevas necesidades, lo que está ocurriendo es una actualización de las que ya había”, apunta Adriana Marín, secretario del Colegio de Arquitectos de Aragón.

Aunque señala que “aún es pronto para sacar conclusiones”, cree que de momento ya se ha logrado que “espontáneamente” surja “un debate social muy interesante”. A su juicio, la influencia de la covid-19 en la arquitectura va a girar en torno a tres asuntos: “La superficie de las viviendas, los espacios abiertos que incluyan y la relación entre el espacio público (la calle) y el espacio privado (la vivienda)”.

“Nunca antes se había hablado tanto de terrazas, balcones o galerías”, resalta Marín, quien observa que durante el confinamiento el que ha tenido una buena terraza o balcón “se ha sentido un privilegiado”. ¿Ese sentimiento se puede trasladar a las nuevas promociones? Todo parece indicar que sí, pero desde el Colegio de Arquitectos recomiendan prudencia: “Ahora lo vamos a empezar a ver”, apunta. La clave será evaluar “si hay traslado de la demanda de viviendas con esas características a la oferta de los promotores”.

No solo son las nuevas viviendas. También en las reformas ha dejado su huella el coronavirus. Además de ganar espacios más amplios, hay quien se ha puesto en contacto estos días con algún despacho de arquitectos para “habilitar nuevos espacios de teletrabajo en el hogar”. “La gente ve que esto puede alargarse, que el niño igual tiene que dar las clases desde casa, que el padre o la madre van a seguir trabajando en el hogar… y lo tiene en cuenta a la hora de afrontar una reforma”, señala la secretario del Colegio de Arquitectos.

Los arquitectos están encontrando casuísticas en sus clientes que les hacen “reflexionar”, ya que se ven “nuevas demandas”. Inquietudes que, por lo general, ya se venían atendiendo, pero que se han acelerado por la crisis sanitaria: “Se trata de mejorar los estándares de calidad en todos los aspectos”, comenta Marín.

Otra de las posibles tendencias que se vislumbran es la del traslado de la demanda de viviendas de los cascos urbanos a la periferia de las ciudades. En este aspecto, Marín cree que “puede haber un segmento de la población que se lo esté pensando”, pero también pide prudencia: “Momentáneamente es posible que tengamos este deseo, pero habrá que ver si se confirma cuando se valoren todos los condicionantes que eso supone: lejanía a los centros de trabajos, movilidad, coste de los desplazamientos...”, advierte.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión