Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

El distrito de Torrero recupera poco a poco su actividad vecinal

La Junta de Distrito celebró la semana pasada una reunión telemática en la que algunos colectivos insistieron en la necesidad de extremar la vigilancia del arbolado del barrio y de contar con un comedor social municipal.

Este árbol cayó la pasada semana junto a la residencia de San Eugenio, en La Paz.
Este árbol cayó la pasada semana junto a la residencia de San Eugenio, en La Paz.
AVV La Paz

Poco a poco, los barrios de Zaragoza van retomando su actividad habitual y sus juntas municipales ya han comenzado a celebrar plenos, aunque de forma telemática. El Distrito de Torrero la celebró la semana pasada el primero desde que se decretó el estado de alarma por la pandemia del coronavirus.

En ella se aprobaron dos mociones de Zaragoza En Común para la puesta en marcha de un Plan de Barrio y de apoyo al pequeño comercio de la zona y otra para poner en valor las redes de apoyo vecinales que han ido surgiendo durante el confinamiento. Según un informe elaborado por la de Torrero, esta red consiguió durante el primer mes de funcionamiento recaudar más de 3.000 euros para ayudas, prestar más de un centenar de horas de atención telefónica y realizar más de 300 compras para ciudadanos vulnerables.

Torrero es un barrio solidario y lo ha demostrado una vez más. Entendemos que esta situación, en un primer instante, ha tenido un papel fundamental, pero a partir de ahora son las administraciones las que se tienen que hacer cargo de estas cuestiones”, señala José Luis Villalobos, presidente de la Asociación de Vecinos de La Paz, uno de los colectivos que asistieron a esa primera junta telemática.

Esta asociación aprovecho el encuentro para solicitar de nuevo la creación de un comedor social de titularidad municipal en el Distrito, una reivindicación que no es nueva pero a la que todavía no se le ha dado cumplimiento. “No es una demanda de esta legislatura. En muchos centros de mayores hay comedor social, sin embargo, en Torrero no está establecido en ningún punto”, comenta Villalobos.

A este respecto, fuentes municipales reconocen que el Ayuntamiento había planteado que Torrero acogiera un comedor de estas características en un futuro tras anunciar en enero que varios centros de mayores ofrecían este servicio durante los fines de semana. Sin embargo, la llegada de la crisis del coronavirus hizo saltar por los aires cualquier previsión. A pesar de ello, desde el consistorio aseguran que la intención “sigue allí” y que cuando la situación vuelva a la normalidad tienen contemplada “la apertura de un comedor en el Centro de Convivencia para Mayores de Torrero”. Eso sí, sin una fecha concreta.

Las mismas fuentes advierten también de que en estos momentos se desconoce “cuándo y en qué condiciones” podrán reabrir los centros y comedores de mayores de la ciudad. Por este motivo continúan potenciando la atención domiciliaria a través del convenio con la Fundación La Caridad para repartir comida a los mayores de 65 años. En estos momentos, el programa cuenta con más de 1.600 usuarios frente a los 600 que tenía antes de la pandemia.

La emergencia sanitaria también ha hecho que Torrero se quede sin las celebraciones que habría previstas en el barrio desde el mes de marzo. Desde la Semana de Las Letras, que tenía que celebrarse en abril, hasta las sesiones de cine de verano pasando por la hoguera del San Juan o las fiestas del barrio de La Paz. “Intentaremos aplazarlas a septiembre, aunque es un mes en el que puede haber una gran concentración de eventos”, reconoce Villalobos.

Más podas y control del arbolado

Desde el colectivo también señalan la necesidad de que el consistorio extreme la vigilancia del arbolado de la zona tras la caída de un ejemplar de grandes dimensiones junto a la Residencia de San Eugenio. “Se hizo una pequeña poda hace un tiempo, pero fue insuficiente”, comentan desde la asociación.

Por último, comentaron que las lluvias acaecidas en los últimos meses y la reducción de los trabajos de mantenimiento durante el confinamiento han propiciado que la vegetación del barrio se descontrole. Villalobos pone como ejemplo el entorno del paseo de Tierno Galván. En este sentido, desde el Ayuntamiento aseguran que esta misma semana se han programado tareas de mantenimiento en dichas zonas ajardinadas y que poco a poco se están poniendo a punto otras zonas verdes de la ciudad.

Etiquetas
Comentarios