Despliega el menú
Zaragoza

El Colegio de Médicos de Zaragoza reparte EPIs en 44 residencias de mayores de la provincia

Son 125 monos de protección individual que se han distribuido en aquellos centros en donde hay algún tipo de incidencias por covid-19.

El Colegio de Médicos de Zaragoza reparte EPIs en 44 residencias de mayores de la provincia
El Colegio de Médicos de Zaragoza reparte EPIs en 44 residencias de mayores de la provincia
COMZ

El Colegio de Médicos de Zaragoza (COMZ) ha enviado equipos de protección individual (EPIs) a 44 residencias de mayores de la provincia de Zaragoza para ayudar en la protección del personal sanitario. Este reparto se ha hecho tras realizar un estudio exhaustivo de las necesidades más urgentes que existen en aquellos centros en donde hay algún tipo de incidencias por covid-19, ya sean casos positivos o casos sospechosos en aislamiento.

Se trata de una partida de 125 equipos que el COMZ dejó reservada para urgencias cuando adquirió los 2.000 EPIS que se repartieron a principios de abril en los hospitales y centros de Atención Primaria de la provincia de Zaragoza. A raíz de esa iniciativa, que supuso una inversión de 60.000 euros, la institución colegial ha recibido varias peticiones para la protección del personal sanitario que trabaja en las residencias de mayores.

Desde el Colegio de Médicos “hemos intentado hacer una distribución del material que teníamos de la manera más equitativa posible pero siempre teniendo en cuenta aquellos centros que están más necesitados, como pueden ser pequeñas residencias en el ámbito rural o aquellas que pertenecen a fundaciones sin ánimo de lucro", ha explicado la presidenta del COMZ, Concha Ferrer.

Desescalada

“El coronaviruas sigue estando entre nosotros y no podemos bajar la guardia. Tampoco podemos olvidar que los profesionales sanitarios siguen estando al pie del cañón, atendiendo a pacientes covid19. Deben estar protegidos por las autoridades sanitarias, y los ciudadanos también nos pueden proteger con un comportamiento cívico y ejemplar”, ha señalado Ferrer.

La desescalada es una etapa clave y cualquier reversión al alza del número de casos supondría un paso atrás y el retorno a un escenario de alta vulnerabilidad, en un contexto, ha recordado Ferrer, en el que “las condiciones de seguridad y protección de los profesionales sanitarios continúan desgraciadamente sin estar garantizadas”.

Etiquetas
Comentarios