Despliega el menú
Zaragoza

sucesos

El hombre tiroteado al salir de su garaje sigue grave pero "evoluciona de forma favorable"

El Grupo de Homicidios sigue tratando de identificar al ciclista que abrió fuego este lunes contra el vecino del barrio de Jesús, que huyó a pie tras la tentativa de homicidio.

El ataque ha tenido lugar en la calle de Mainar y la Policía busca a su autor.
El ataque ha tenido lugar en la calle de Mainar y la Policía busca a su autor.
Guillermo Mestre

El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional sigue tratando de identificar y detener al ciclista que a primera hora del pasado lunes disparó con una pistola de pequeño calibre contra un vecino del barrio de Jesús, que resultó herido muy grave y tuvo que someterse a una operación quirúrgica en el Hospital Miguel Servet. Según fuentes sanitarias, el paciente, J. V. S., de 48 años, sigue ingresado en la Unidad de Reanimación Anestésica (REA), pero "evoluciona favorablemente".

En cuanto a las pesquisas, la Jefatura Superior de Aragón se ha limitado a confirmar que todavía no se ha producido ningún arresto. Y respecto al móvil de la tentativa de homicidio, aunque todavía no hay nada claro, pudo tener su origen en una discusión banal entre el herido y el ciclista, al que los vecinos identificaron como un hombre alto y corpulento que vestía de negro.

La agresión se produjo sobre las 7.15 en el número 4 de la calle de Mainar, cuando aún no había terminado de amanecer. La víctima, jefe de servicio de mantenimiento del Salud (Margen Izquierda), salía con su vehículo del garaje de la finca para dirigirse a su puesto de trabajo. Y, cuando no había rebasado ni siquiera la acera, tuvo que detener su coche porque se encontró con un individuo que circulaba en una bicicleta de alquiler y le interrumpía el paso.

Al parecer, este hombre estaba en medio de la puerta y no le dejaba pasar, lo que motivo que J. V. S. se bajara de su coche y le pidiera explicaciones, a lo que el otro respondió sacando una pistola de pequeño calibre (al principio se pensó que era de balines) y efectuando varios disparos, tres de los cuales, al menos, alcanzaron a la víctima en el pecho.

Dejó la bicicleta y huyó

El autor de los disparos abandonó la bicicleta de alquiler en la que circulaba y se dio a la fuga a pie, sin que, de momento, se sepa nada de su paradero. La Policía Científica tomó huellas de la bici y los investigadores hablaron con los responsables de la empresa Mobike para ver si era posible saber quién había sido la última persona en usarla. Se desconoce todavía si las pesquisas han dado resultado, o si la víctima ha podido facilitar más datos sobre su agresor.

Etiquetas
Comentarios