Despliega el menú
Zaragoza

Comunidad de Calatayud

Choque por la rebaja de la aportación comarcal a las residencias municipales

La demarcación la justifica por no poder pagar ya el coste de la ayuda a domicilio con el Fondo Social y la oposición pedía recurrir a remanentes

Vista panorámica de la residencia de San Iñigo en Calatayud
Vista panorámica de la residencia de San Iñigo en Calatayud
MACIPE

El consejo de la Comarca Comunidad de Calatayud aprobó el martes los Presupuestos de la demarcación para este año 2020, que superan ligeramente los cuatro millones de euros, con el voto a favor del equipo de gobierno PSOE-PAR, la abstención de CHA y el no de PP y Cs. De todas las cantidades presentadas dentro de las cuentas, la que centró el debate y generó más fricción fue la rebaja de la aportación comarcal a las residencias municipales de Calatayud y Tobed: 93.150 y 21.850 euros respectivamente, que suponen una caída del 50%. En ese grupo pasa a entrar por primera vez al demostrarse su déficit presupuestario el centro de Ariza, que tendrá 10.000 euros.

Para justificar las reducciones, el presidente, Ramón Duce (PSOE), recordó el cambio introducido por el Instituto Aragonés de Servicios Sociales en el Fondo Social Comarcal con el que antes se sufragaba el grueso del coste de la ayuda domiciliaria a personas mayores en sus domicilios de los pueblos: los sueldos de las asistentas. “El IAS no nos deja justificar los salarios y el coste laboral antes se financiaba con el Fondo”, defendió. Por su parte, José Hueso (Cs) criticó la rebaja porque afecta a un “colectivo vulnerable, de algo que es importante” e instó a realizar cambios en los fondos que destina la demarcación para subvenciones a asociaciones y otras entidades de forma nominativa.

En el caso del PP, Fernando Duce cargó porque las cuentas se presentan “sin ideas nuevas, son un copia-pega del año anterior” y pidió valorar alternativas para evitar la rebaja de los convenios con las residencias: recurrir a los remanentes de tesorería para otras partidas y dotar al completo las afectadas por la reducción. Para CHA, Emilio Garza otro de los puntos negativos era el “poco presupuesto” para el ámbito agrario: “Es irrisorio y refleja poco interés”.

Desde el equipo de gobierno, David Gracia (PAR) recordó la posibilidad de afrontar esta problemática con modificaciones presupuestarias. De hecho, el consejero de Hacienda, Ángel Marín, pidió esperar a la liquidación de las cuentas de 2019 y a que las de este año estén ejecutadas para recurrir a esa vía. Al mismo tiempo, el presidente recordó que está prevista una reunión en la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias con el IAS para tratar de revertir los cambios en el Fondo Social Comarcal para futuros ejercicios.

El alcalde de Calatayud, José Manuel Aranda, manifestó su “desagrado” por lo que consideró “una decisión no solidaria” y optó por dar “un margen de confianza hasta abril”. La concejal de Bienestar Social, Belén Jiménez, reconoció que no piensan “reducir personal ni prestaciones”.

Etiquetas
Comentarios