Despliega el menú
Zaragoza

sucesos zaragoza

Juzgado en Zaragoza por amenazar con tirar a su exgerente por la ventana

Acusado y denunciante se enfrentaron en una gestoría en la que habían quedado para recoger una carta de despido.

El juicio se celebrará en los juzgados de Zaragoza.
Ciudad de la Justicia de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Una bronca entre dos socios enfrentados por cuestiones de negocios terminó con uno de ellos sentado en el banquillo por un delito de coacciones. La Fiscalía solicitó para el acusado una pena de 18 meses de multa, a razón de 8 euros diarios (4.320 euros), mientras que el perjudicado elevó la petición a tres años de cárcel y la defensa, a a cargo de la letrada Carmen Sánchez, pidió la absolución.

Los hechos se produjeron en agosto de 2018 en la oficina de una gestoría de la plaza de Salamero. Allí había sido citado Antonio S. para recoger su carta de despido de la empresa en la que hasta ese momento había trabajado de gerente.

Según las acusaciones, en ese momento irrumpió el acusado, Santiago P., administrador de la sociedad para la que había trabajado Antonio S., y le exigió que firmara, además del despido, otros documentos tales como unas certificaciones de obra. Este último se negó y de insultos del tipo "sinvergüenza" y "ladrón" se pasó a las amenazas.

Al parecer, Santiago P. le dijo gritando que no le iba a dejar salir de ahí hasta que no las firmase y lo amenazó con "tirarlo por la ventana" (desde un piso 13º) y "arrancarle la cabeza" si no lo hacía. Antonio A. se negó y, cuando se levantó para irse, el acusado le bloqueó el paso, lo cogió por la pechera y lo arrastró hacia la ventana de la oficina, la cual se encontraba abierta y situada a un metro del suelo. Cuando Antonio A. se sintió arrinconado contra el marco de la misma, agarró por el cuello al acusado y lo redujo, ante lo cual éste se tranquilizó y el exgerente pudo abandonar el lugar y luego denunciar lo sucedido.

Ambos reconocieron ayer ante el juez que tuvieron un enfrentamiento, aunque Santiago P. negó que lo fuese a tirar por la ventana. Además, una testigo ratificó que había un archivador delante, aunque era más bajo que el marco de la ventana. El denunciante contó también que pudo quitarse de encima Antonio S. porque sabe artes marciales.

Etiquetas
Comentarios