Despliega el menú
Zaragoza

sucesos

Zaragoza es la capital española con peor cifra de muertos de tráfico por habitante en 2020

La única que suma más de 4 fallecidos es Madrid, pero quintuplica la población de la capital aragonesa. El Ayuntamiento estudia nuevas medidas para intentar frenar el trágico repunte de víctimas.

Accidente mortal de un motociclista en el paseo de Cuéllar de Zaragoza.
Accidente mortal de un motociclista en el paseo de Cuéllar de Zaragoza.
Oliver Duch

Las estadísticas pueden ser caprichosas y todos los expertos aconsejan analizarlas con cierta perspectiva temporal para no alcanzar conclusiones erróneas. En cualquier caso, los cuatro fallecidos de tráfico registrados esta semana en la capital aragonesa –dos motoristas y dos peatones– no tienen ningún precedente histórico y van a obligar a los responsables municipales a adoptar medidas urgentes. Máxime, cuando esta concatenación de siniestros ha convertido a Zaragoza en la gran capital española con peor balance de fallecidos por habitante en 2020.

La concejal delegada de Policía Local, Patricia Cavero, admite que «se ha hecho mucho en cuanto a pacificación de calles, iluminación de pasos de cebra o retirada de elementos para mejorar la visibilidad, pero se puede hacer más». Por ello, además de anunciar nuevas campañas de sensibilización ha impulsado una mesa de trabajo en la que quiere que todos los colectivo implicados en materia de seguridad vial aporten sugerencias.

En cifras absolutas, solo Madrid, con siete fallecidos suma más víctimas que Zaragoza. Obviamente, la interpretación cambia cuando entra en juego el factor población, ya que la capital de España, con 3,2 millones de habitantes, quintuplica el censo de la aragonesa, con 674.997 (fuente: INE 2019). Así, la media madrileña es de un muerto por cada 466.589 habitantes, cuando en la capital del Ebro se registra un fallecido por cada 168.749, promedio que no alcanzan tampoco ni de lejos Barcelona (1/968.381 hab.), Valencia (0/794.288 hab.) o Sevilla (1/688.592 hab.).

Según explican desde la Policía Municipal de Madrid, «el colectivo más castigado está siendo también el de los motoristas, con seis de los siete fallecidos».El séptimo fue un peatón al que, casualmente, también arrolló un motorista. Como le ocurre a la capital aragonesa, la tendencia tampoco es positiva en la principal urbe del país, ya que de mantenerse la tendencia actual también está abocada a superar las 33 víctimas mortales de tráfico con que cerró 2019.

Loading...

El comienzo de año lo definen como «más tranquilo» en Barcelona, donde solo contabilizan dos decesos: el de un motorista y el de un peatón. El buen clima hace de la capital catalana un lugar óptimo para pasear y circular en moto, de ahí que, de los 22 fallecidos que se contabilizaron el año pasado en sus calles la mayoría fueran viandantes o usuarios de ciclomotores y motocicletas. «La evolución de los últimos años es muy positiva y quedan muy lejos los más de 80 muertos anuales que se llegaron a registrar en la década de los 90», señalan desde la Guardia Urbana de Barcelona. «El principal esfuerzo se ha hecho en concienciación, con campañas muy específicas, por ejemplo, una dirigida a explicar a los mayores cómo subir, bajar o viajar en los autobuses urbanos. También estamos analizando ahora los accidentes en el transporte de las empresas», explican

Ningún fallecido en Valencia

De las cinco principales capitales españolas, Valencia es la única que no ha tenido que lamentar ninguna muerte en sus calles. El siniestro más grave se produjo este viernes, cuando un peatón de 64 años sufrió un traumatismo craneal al ser atropellado. En el caso de Sevilla, la siniestralidad vial también experimenta una tendencia positiva. El año 2019 se cerró con cuatro fallecidos: tres motoristas y un anciano que cruzó de forma indebida la calzada.En lo que va de 2020, la única víctima es otro viandante de avanzada edad.

Muere un tercer motorista en un accidente en Alfajarín

El colectivo motorista vuelve a estar de luto, ya que a las dos muertes que se produjeron el pasado lunes en las calles de la capital aragonesa hay que sumar la que se registró a última hora del viernes en el término municipal de Alfajarín. Según informó ayer la Delegación del Gobierno en Aragón, el accidente se produjo a las 23.30 a la altura del punto kilométrico 338 de la N-II, cuando un motorista de 22 años, identificado con las iniciales C. B. C., perdió el control de su vehículo y se salió de la calzada por el margen derecho.La mala suerte quiso que el cuerpo del joven fuera a impactar contra una señal vertical de la cuneta, lo que agravó las lesiones de la víctima, por la que los equipos sanitarios ya no pudieron hacer nada.

La muerte del joven motorista de 22 años se produjo en la conflictiva N-II, auténtico punto negro de la red viaria aragonesa. De hecho, fue también en su tramo sin desdoblar en el que se registró el peor siniestro de este inicio de 2020. En concreto, el pasado 21 de enero en el término municipal de Osera de Ebro, donde colisionaron dos camiones y un turismo y fallecieron en el acto los tres conductores, mientras que una cuarta persona resultó herida grave.

Etiquetas
Comentarios