Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

El curioso caso de los balones del Azud

Decenas de pelotas de todos los tipos se arremolinan junto a las compuertas del Azud de Vadorrey, los vecinos de las dos orillas del Ebro miran curiosos cómo los remolinos del río les hacen dar vueltas y vueltas, pero desconocen su origen. 

Balones en el Ebro
Balones en el Ebro
B. Cardós

Al río Ebro le han crecido balones que tratan de remontar su curso, balones de todas formas y colores, rojos, azules y amarillos… Suena a poesía pero realmente es una curiosidad que no deja indiferentes a los paseantes que cada día atraviesan el Azud del Ebro de Zaragoza .

Desde hace, al menos tres días, decenas de balones se arremolinan al otro lado de las compuertas de la estructura fluvial de Vadorrey en la margen derecha, junto al barrio de Las Fuentes. Los curiosos se detienen a ver el espectáculo ya que la corriente de agua que lleva el Ebro hace un remolino que impide que las pelotas salgan de la zona.

En las tres compuertas más cercanas a la orilla del barrio de Las Fuentes hay todo tipo de pelotas, de fútbol: de la Liga y de la Champions , balones de baloncesto, pelotas nuevas, balones de balonmano, pelotas viejas… de todos los precios, tipos y colores. La fuerza de la corriente las mantiene en un eterno remolino y parece como si trataran de escalar el desnivel de las compuertas para volver a su lugar de origen, una procedencia que se desconoce.

¿Qué hacen allí?¿Cómo han llegado hasta el límite de la ciudad? Posiblemente la crecida del río Huerva haya arrastrado material deportivo de alguna instalación cercana al río, ¿pero de cuál?¿Quién echará de menos los balones de fútbol y baloncesto que bailan al ritmo del agua que atraviesa las compuertas del Ebro?

Fuentes de la Confederación Hidrográfica del Ebro aseguran que desconocen el origen de los balones y en el Centro Deportivo Alberto Maestro confirman que no son suyos. El misterio sigue sin resolverse. 

Etiquetas
Comentarios