Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

La Policía Nacional saca una sonrisa a los niños hospitalizados

Medio centenar de pequeños del Clínico de Zaragoza han recibido la visita de miembros de distintos cuerpos de seguridad con los que compartieron sus experiencias y contestaron a sus preguntas. Se trata del II Encuentro Sonrisas Zaragoza.

Una policía nacional charla con una niña hospitalizada
Una policía nacional charla con una niña hospitalizada
Heraldo.es

Medio centenar de niños del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza han tenido la oportunidad este pasado fin de semana de conocer más de cerca el trabajo de la Policía Nacional y otros cuerpos de seguridad y emergencias. Fue en la jornada del 25 de enero. Agentes de la Policía Nacional junto a otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, Fuerzas Armadas y Emergencias acudieron al centro hospitalario con el único fin de visitar a los pequeños hospitalizados y verles sonreír.

Se trata del II Encuentro Sonrisas Zaragoza, organizado por la 'Asociación Sonrisas: Azules, Verdes y Naranja" (con su delegación en Zaragoza) y la colaboración de la asociación "Ningún niño sin merienda de La Muela de Zaragoza". Una visita en la que participaron Agentes de la Policía Local de Zaragoza, Bomberos, Protección Civil, DYA Zaragoza, Policía Nacional, Guardia Civil, Ejército de Tierra, Ejército del Aire, Unidad Militar de Emergencias (UME), Protección de la Naturaleza de Aragón, equipo cinológico de Aragón K9, voluntarios de la asociación motera Caballeros del Asfalto, componentes de la Legión 501, voluntarios de Pompitas Zaragoza, Asociación AADRIPE y Ayuntamiento de Zaragoza.

Un segundo encuentro en el que se aprovechó para presentar un proyecto llamado SO-Ñ-AR destinado a los pequeños hospitalizados y realizado por la Asociación AADRIPE (Asociación Aragonesa de Robótica y Programación Educativa de La Muela de Zaragoza) y que consistía en unas gafas virtuales que ayudan a los peques hospitalizados a transportarse a mundos imaginarios.

Una mañana emotiva en la que la Policía Nacional quiso estar presente para ayudar a sonreír a los pequeños ingresados, contarles las experiencias vividas, contestar a sus curiosidades y despertar en sus caras un brillo de entusiasmo e ilusión que les impulsen a luchar y seguir para salir adelante con la mejor de sus sonrisas. Sin duda, el mejor servicio que un agente de la Policía Nacional puede realizar.

Etiquetas
Comentarios