Despliega el menú
Zaragoza

sanidad

Da a luz en la entrada de Maternidad del Servet

Ni tiempo dio de preparar una camilla para una mujer de 37 años, que llegó la madrugada del martes a las Urgencias del Servet en avanzadísimo estado de gestación.

Imagen de archivo de la unidad de niños prematuros del hospital Miguel Servet.
Imagen de archivo de la unidad de niños prematuros del hospital Miguel Servet.
A. Navarro

Una mujer dio a luz la madrugada del martes en la entrada del hospital materno-infantil del Miguel Servet de Zaragoza, cuando apenas había traspasado el umbral de la puerta de Urgencias. Según explican fuente sanitarias, el nacimiento se ha producido de una forma tan rápida, que no ha habido tiempo de llevar a la mujer al paritorio y, aunque han acudido las matronas a toda velocidad, apenas han tenido tiempo a reaccionar pues la mujer ya estaba dando a luz. La madre y la criatura, una vez superado el sobresalto, están en perfecto estado de salud.

Según algún testigo al que el feliz alumbramiento le sorprendió en la sala de espera de Urgencias, ni siquiera dio tiempo de preparar una camilla porque la mujer ya había dilatado lo suficiente y el bebé casi asomaba cuando llegó al hospital pasadas las 1.30 de la mañana. Fueron sus gritos de dolor los que hicieron que el personal de guardia del centro atendiera ipso facto a la madre cuando llegó a Urgencias, pero entonces el bebé ya estaba en camino. La madre, que ya descansa en planta, tiene 37 años y esta ha sido su segunda experiencia maternal, porque la criatura, que pesó 3,5 kilos, tiene un hermano mayor.

No es la primera vez que un parto se precipita de tal forma en la sala de espera, si bien los facultativos explican que tampoco es en absoluto normal que ni siquiera tengan tiempo para preparar una camilla. También se han dado casos, recuerdan, de madres que no llegaron ni a tiempo de alcanzar el hospital y acabaron dando a luz en el taxi que les transportaba. 

Etiquetas
Comentarios