Despliega el menú
Zaragoza

navidad

Unicornios, plátanos y superhéroes corren para despedir el año en la San Silvestre de Zaragoza

La carrera ha vuelto a contar en la línea de salida con una buena participación que han encabezado Carlos Mayo y Cristina Espejo, dos mediofondistas que tienen marcado en su calendario para 2020 el objetivo de conseguir la clasificación para competir el próximo verano en los Juegos Olímpicos de Tokio. 

La XV carrera San Silvestre-El Rincón se ha celebrado este martes con una alta participación que se acerca cada vez más a su límite máximo de inscritos, establecido en 5.000 atletas.

La carrera, organizada por la Agrupación Atlética Jerónimo Zurita, ha vuelto a contar en la línea de salida con una buena participación que han encabezado Carlos Mayo y Cristina Espejo, dos mediofondistas que tienen marcado en su calendario para 2020 el objetivo de conseguir la clasificación para competir el próximo verano en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Esta decimoquinta edición, al igual que en años anteriores, se ha vuelto a disputar sobre una distancia de 5.000 metros con salida y llegada en el Coso, junto al Teatro Principal.

La organización ha repetido el recorrido de las dos ediciones anteriores, un trazado que se vieron obligados a cambiar por las obras de restauración del Mercado Central y que ahora, vistos los resultados, han podido comprobar que es "muy rápido", según el presidente Santiago Salvador.

La carrera ha vuelto a tener carácter solidario y del precio de cada inscripción se destinará un euro a la Asociación de Enfermos de Alzheimer y otro a la Asociación de Parkinson Aragón.

Etiquetas
Comentarios