Despliega el menú
Zaragoza

sucesos en Zaragoza

El Porsche abandonado tras el misterioso choque de Pinseque está a nombre de una empresa

La Guardia Civil todavía no ha confirmado la localización del conductor, que desapareció tras sufrir el accidente de madrugada en la A-68. El guardarraíl lateral de la carretera atravesó el asiento del copiloto

El guardarraíl entró por el parabrisas del Porsche, atravesó el asiento del copiloto y salió por el maletero.
El guardarraíl entró por el parabrisas del Porsche, atravesó el asiento del copiloto y salió por el maletero.
Bomberos de Zaragoza

Hasta que pueda localizar al conductor del Porsche y tomarle declaración, la Guardia Civil no se atreve a descartar ninguna hipótesis sobre las causas del accidente que este jueves se registró en Pinseque. Sin embargo, la hora en que se produjo –sobre las 2.00– y el hecho de que la persona que iba al volante abandonara el vehículo sin pedir auxilio invitan a pensar en una conducción etílica o bajo el efecto de las drogas, que se pueden castigar con prisión. Algunos conductores huyen para no someterse a las pruebas de medición, confiando en que cuando los localicen hayan metabolizado lo que tomaron. Y aunque algunos lo consiguen y la sanción se queda en 200 € por no facilitar datos del accidente, el riesgo que corren al deambular de noche por una carretera es inmenso.

Un vehículo de alta gama como el Porsche Macan –cuya versión más asequible se aproxima a los 70.000 euros– está diseñado para absorber impactos y responder con ciertas garantías en caso de accidente. Sin embargo, ninguna medida de seguridad hubiera librado de una muerte segura al copiloto del que ayer se salió de la A-68 a la altura de Pinseque, ya que el guardarraíl lateral se introdujo por el parabrisas y atravesó todo el habitáculo hasta volver a salir por el maletero del vehículo. Afortunadamente, en este asiento no viajaba nadie y no hubo que lamentar fallecidos.

Lo que ahora trata de averiguar la Guardia Civil de Tráfico es cómo se produjo el accidente y, sobre todo, quién conducía el coche, ya que la persona que iba al volante desapareció del lugar del siniestro y a última hora de este jueves aún no había sido identificada. Según fuentes próximas al caso, el vehículo figura a nombre de una sociedad mercantil, por lo que la identificación de su conductor se está complicando algo más de lo normal. En cualquier caso, la Comandancia de Zaragoza se mostró ayer prudente para no entorpecer la investigación.

La salida de vía del Porsche se produjo sobre las 2.30 a la altura del puente de Pinseque y los primeros en dar aviso fueron varios conductores que circulaban por la carretera de Logroño.Parece que alguno llegó a detenerse para ver si había víctimas, pero no encontró a nadie ni dentro del vehículo ni en las inmediaciones.

Los agentes de Tráfico estuvieron después peinando la zona, pero sus esfuerzos por localizar al conductor resultaron igualmente infructuosos. Los que tuvieron que emplearse a fondo fueron los Bomberos de Zaragoza, que se vieron obligados a cortar el guardarraíl para liberar el turismo y retirarlo de la calzada. A través de las cámaras de este tramo de la carretera, los investigadores tratan ahora de poner luz en este extraño suceso.

Etiquetas
Comentarios