Despliega el menú
Zaragoza

Heraldo Saludable

zaragoza

El centro de salud del barrio Jesús, más cerca de ser una realidad

Los vecinos celebran que el Gobierno de Aragón incluya en el Proyecto de Ley de los Presupuestos de 2020 una partida de 500.000 euros para su construcción, aunque creen que se trata de una cantidad insuficiente.

Centro de salud La Jota.
Centro de salud La Jota.
Heraldo

Alegría y satisfacción es lo que sintieron los vecinos de la margen izquierda tras conocer que el ansiado centro de salud del Barrio Jesús, está un paso más cerca de hacerse realidad. Y es que el Proyecto de Ley de los Presupuestos 2020 del Gobierno de Aragón, presentado el lunes de la semana pasada a la Cámara autonómica, contempla una partida de medio millón de euros para la construcción de este nuevo ambulatorio.

La noticia ha sido bien acogida por los vecinos de esta zona de la ciudad, que llevan cerca de 14 años demandando la necesidad de contar con un nuevo centro de salud. “Tenemos buenas sensaciones, porque ya era hora. En 2005 fue cuando empezamos a hablar con la consejería de Salud de la necesidad de solventar el problema de saturación que sufría el centro de La Jota ante la previsión de crecimiento de ambos barrios”, señala Raúl Gascón, presidente de la Asociación de Vecinos del Barrio Jesús.

Fue entonces cuando el Salud se comprometió a buscar una parcela en la que levantar este servicio. Y es que el centro de salud de La Jota fue concebido para atender a 20.000 usuarios y actualmente se ocupa de cerca de 37.000 cartillas, lo que ha generado demoras de hasta una semana en las citas previas.

Con todo, y pese a ser un buen comienzo, el colectivo vecinal considera que la partida de 500.000 euros es “insuficiente”, aunque puede servir para “la adecuación del solar y la preparación del futuro centro”. “Esta partida indica el comienzo de algo, pero lo ideal sería que los presupuestos de 2021 contemplaran el resto para que la misma constructora que ganara un proyecto continuara al año siguiente con las obras”, comenta Gascón. En 2018 ya se destinó una partida de 100.000 euros a la redacción del proyecto.

El nuevo centro de salud se ubicará en una parcela situada en la calle Mas de las Matas que el Ayuntamiento de Zaragoza cedió a la DGA en 2011, tras varios años de trámites. Este solar estaba destinado, en principio, a funciones educativas, por lo que para poder construir en el en nuevo ambulatorio se tuvieron que cambiar los usos previstos en el Plan General de Ordenación Urbana. “Es un solar que ahora está sucio, con maleza e incluso algún árbol en su interior".

“Ha ido todo muy despacio”, lamentan desde el colectivo. Varios factores, entre ellos la recesión económica, han condicionado la puesta en marcha del proyecto. “Hemos tenido muy mala suerte porque nos pilla en el 2010 la crisis y desde Madrid no dejan al Gobierno de Aragón exceder el techo de gasto. Además, en 2012 se habilitan unas medidas paliativas que admitimos a regañadientes y que aún lo han retrasado todo más”, explica Gascón haciendo referencia al alquiler de un local cercano al centro de salud de La Jota para descongestionarlo. “No ha solucionado nada. El centro sigue estando colapsado”, apunta Gascón.

Lo que preocupa ahora a la asociación es el cumplimiento de los plazos, que se han ido dilatando hasta llegar al año 2019 sin que se haya avanzado en la construcción del centro. Por ello, aseguran que estarán “vigilantes” y presionarán para que dicha partida sea licitada durante el ejercicio 2020.

Además, solicitarán “urgentemente” una reunión con la consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón para que les proporcione toda la información necesaria sobre los planes de actuación, los plazos y el coste total del centro de salud, para que “en futuros presupuestos se dote con nuevas partidas para su finalización, en un plazo máximo de 2 años”. “Queremos que nos expliquen cuáles van a ser los pasos a seguir”, concluyen desde el barrio Jesús.

Los integrantes de la Asociación de Vecinos de La Jota también se muestran optimistas porque “parece que esto se empieza a mover”. Los vecinos dicen que, desde que comenzó el otoño, la situación en el centro de salud del barrio “es un horror”, y que incluso se están haciendo vacunaciones contra la gripe en horario de tardes. “No dan abasto”, asegura Juan Antonio Andrés, presidente del colectivo.

Andrés recuerda también que esta zona de la ciudad va a seguir creciendo, tanto por las nuevas viviendas del final del paseo Longares como por las que se prevé construir en el entorno de la avenida de Cataluña. “O empezaban ya a construirlo o en dos años esto iba a ser un desastre absoluto.”, lamentan Andrés, que espera que los presupuestos se aprueben y el centro comience a levantarse “cuanto antes”.

Etiquetas
Comentarios