Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Zaragoza solo renueva 4 kilómetros de tuberías al año en la última década frente a los 23 de 2010

La red tiene 1.297 kilómetros, de los que la cuarta parte son de fibrocemento o fundición gris, materiales ya obsoletos. 

REVENTON EN EL PASEO DE SAGASTA CON LA AVENIDA DE GOYA ( ZARAGOZA ) / 14/06/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
REVENTON EN EL PASEO DE SAGASTA CON LA AVENIDA DE GOYA.
Oliver Duch

Los recortes inversores que ha sufrido el Ayuntamiento de Zaragoza en la última década tienen entre sus damnificados a la red de distribución de agua, cuyo ritmo de renovación se ha desplomado. Si entre 2002 y 2010 se cambiaban 23,6 kilómetros de canalizaciones al año de media, la cifra ha caído hasta situarse en los 4,2. Según fuentes municipales, se deberían sustituir 25 kilómetros anuales para que las tuberías no excedieran su vida útil.

Según el Área de Infraestructuras, entre 1994 y 2002 el ritmo de renovación de tuberías fue de solo de 6 kilómetros al año. No obstante, ese año se redacta el plan de mejora de la gestión y la calidad del agua, que sienta las bases de los procesos de renovación de la red. Al calor del incremento inversor que se vivió con la Expo y del crecimiento urbanístico, el avance fue notable: el sistema de canalizaciones pasó de 1.024 kilómetros a 1.246 y el ritmo de renovación, de 6 a 23,6 kilómetros anuales, casi al nivel exigible para garantizar la buena salud de la red.

Pero a partir de 2011 se desploman las cifras de inversión y las reformas de las calles, que es el momento que se aprovecha para renovar el abastecimiento y saneamiento. En enero de 2019 se contabilizaba una red de 1.297 kilómetros, a un ritmo de 4,2 kilómetros anuales, la cifra más baja desde que hay registros. En el último presupuesto de ZEC, que no resultó aprobado, solo se incluyeron 1.000 euros para este año.

La cuarta parte de la red

En este contexto, la red de agua mantiene 277 kilómetros de tuberías de fibrocemento, un material obsoleto, contaminante y que suele registrar la mayoría de los reventones. Este tipo de tuberías es el que ha concentrado los esfuerzos municipales de renovación de la red: en 1994 había 489 kilómetros de tuberías de fibrocemento. La fundición gris era lo que se utilizaba a principios del siglo XX. En la actualidad hay 22 kilómetros de tuberías de este tipo, frente a los 54 kilómetros del año 1994. Estos dos materiales obsoletos suponen por tanto la cuarta parte de la red.

El material que se utiliza ahora es la fundición dúctil, más resistente a los cambios de temperatura o de presión que suelen provocar los reventones en las conducciones más viejas. En 1994, había solo 179 kilómetros de canalizaciones de este material, mientras que en la actualidad hay 835. También hay 61 kilómetros de tuberías de hormigón armado, para canalizaciones de gran diámetro, 52 de PVC y 44 de polietileno.

No bajan los reventones

En Zaragoza se contabilizaron el año pasado un total de 259 reventones de tuberías, de los que 246 fueron por causa propia y 14 por motivos ajenos a la canalización (obras, por ejemplo). Son muchísimos menos que los que se produjeron en 1998, año en el que se alcanzaron cifras de récord: 737 roturas. Ahora bien, la progresiva reducción del número de averías que se produjo a partir de ese momento se estancó a partir de 2011, en el que se desploman las inversiones en infraestructuras subterráneas de abastecimiento y saneamiento de agua.

En el año 2010 se registraron 347 averías, cifra que se redujo a 259 en 2011. Desde entonces la cifra se ha mantenido estable: 237 en 2012, 243 en 2013, 253 en 2014, 264 en 2015, 305 en 2016, 236 en 2017 y 259 en 2018, un ligero repunte respecto al año anterior y la misma cantidad que siete años antes. En definitiva, hace años que dejó de reducirse el número de averías.

Para la concejal de Infraestructuras, Patricia Cavero (PP), que asumió el cargo en junio, es necesario mejorar las cifras de kilómetros renovados y se comprometió a presentar un plan para conseguirlo. "El primer año no llegaremos a los 22 kilómetros, pero tenemos que superar los valores ínfimos de la actualidad", declaró.

Admitió que en los últimos años el Ayuntamiento ha visto mermados sus recursos, pero también explicó que los fondos que en los últimos años el Ayuntamiento ha visto mermados sus recursos, pero también explicó que los fondos que había "no se han sabido gastar". "Los últimos cuatro años han sido los de menor gasto y peor ejecución. Con ZEC la inversión ha estado bajo cero", criticó Cavero, que recordó casos como el de la calle de Don Jaime I, donde se elevó la calzada sin renovar las tuberías o el alumbrado.

Etiquetas
Comentarios