Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

El refuerzo del plan de poda llega hasta el barrio de La Paz tras años de demanda

Este Plan de poda para Zaragoza se reforzó en verano para actuar en zonas en las que se habían dado avisos y en los árboles que se encontraban en peor situación. Según datos del Ayuntamiento, antes de su puesta en marcha había más de 1.200 órdenes de trabajo acumuladas por falta de recursos. En estos momentos, esa cifra se ha rebajado a 860.

Árboles en La Paz
Árboles en La Paz
L. R.

Los vecinos de La Paz han podido comprobar durante estos días como la poda de árboles llegaba a su barrio después de cerca de tres años demandándola. El Ayuntamiento de Zaragoza comenzó a intervenir la semana pasada, una actuación que se enmarca dentro del Plan de Poda que el consistorio está llevando a cabo en toda la ciudad.

Hasta el momento, los operarios han trabajado en Villa de Pau, el parque de La Paz y parte del paseo de Tierno Galván. “Lo están haciendo a conciencia, pero no sabemos qué recorrido tiene”, comentan desde el colectivo, que señala que es necesario que esta poda llegue también a la Avenida de América y la plaza Gallur. “En definitiva, a todo el barrio”, señalan.

Fue hace unos tres años cuando el colectivo vecinal empezó a reclamar por todos los canales posibles que los árboles del barrio se podaran para evitar situaciones de peligro. “Cada vez que soplaba el viento era un riesgo para la seguridad de los vecinos. Es lamentable el estado de algunos árboles, son un descontrol absoluto”, comenta José Luis Villalobos, presidente de la asociación. Y es que hay ejemplares que llegan hasta las ventanas y balcones de los vecinos, impidiendo la entrada de luz natural en sus viviendas.

Otra cuestión que preocupa es la presencia de numerosos árboles secos que hay a lo largo del Canal Imperial. Villalobos pone como ejemplo un viejo olmo que hay junto al puente de La Paz desde hace años, y que sigue sin talarse “pese al peligro que conlleva”. Este es tan solo uno de los muchos ejemplares que la asociación tiene identificados como problemáticos. En 2017, la asociación ya demandó “podas selectivas” en los árboles de gran porte, como los pinos o los olmos siberianos. Además, reclamaron su sustitución por otras especias.

Villalobos, que celebra que por fin se esté podando en el barrio, se muestra todavía prudente al valorar la actuación, ya que desconocen cuál será el alcance de la misma. “Estamos expectantes, a la espera de ver hasta donde llega la intervención. Me he acercado por la Junta de Distrito para preguntar dónde se va a actuar, pero tampoco lo saben”, señala.

El Ayuntamiento de Zaragoza tampoco ha aclarado cuál será la profundidad de los trabajos, pero fuentes del consistorio han destacado el esfuerzo de Parques y Jardines y la colaboración de Bomberos para reducir el número de avisos pendientes. “Por primera vez se está consiguiendo reducir el número de avisos pendientes gracias a este Plan de Poda, que era un compromiso que se adquirió por el nuevo gobierno”, explican.

Este plan se reforzó durante el verano para actuar en zonas en las que se habían dado avisos y en los árboles que se encontraban en peor situación. Según datos del Ayuntamiento, antes de su puesta en marcha había más de 1.200 órdenes de trabajo acumuladas por falta de recursos. En estos momentos, esa cifra se ha rebajado a 860.

Además, tal y como explican fuentes municipales, se ha puesto en marcha un servicio de inspección para volver a revisar 13.000 árboles, evaluar el nivel de riesgo y “establecer medidas correctoras”.

Mejoras en las zonas verdes

Otra demanda de los vecinos del barrio que por el momento no ha sido satisfecha es la mejora de sus zonas verdes. La asociación considera que sus jardines no están en buenas condiciones, y pone como ejemplo el césped que hay junto al paseo de Tierno Galván. “Hay una zona perfecta y otra absolutamente abandonada, y no entendemos por qué”, comentan.

Lo mismo ocurre en el parque de La Paz, una zona en la que, según la asociación, el mantenimiento “deja un poco que desear”. Al parecer, el sistema de riego que se instaló en 2016 no cubre todo el césped, por lo que algunos tramos están secos. El colectivo ya denunció esta situación hace tres años, aunque por el momento no se ha solventado. “El sistema de riego no es el más adecuado y todavía se ven calvas de cierto tamaño en el césped”, añaden.

Etiquetas
Comentarios