Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Urbanismo será "inflexible" con los derribos en el entorno de Pignatelli

La oposición pide al gobierno que trabaje para mejorar la "sonrojante" situación que viven los vecinos de esta zona.

El Ayuntamiento derriba la fachada y el andamio del inmueble en "estado de ruina" de Pignatelli
Derribo la semana pasada de la fachada de un edificio en ruina en la calle de Pignatelli.
Oliver Duch

El Ayuntamiento será "inflexible" con los derribos de los edificios del entorno de la calle Pignatelli que presenten un estado de ruina. Así lo ha señalado este lunes el concejal de Urbanismo, Víctor Serrano. La situación límite a la que han llegado los vecinos de este punto del Casco Histórico aterrizó en la comisión del área, con hasta cuatro iniciativas que llevaron los grupos de la oposición. Todos ellos pidieron al equipo de gobierno PP-Cs soluciones ante los problemas de inseguridad y degradación que sufren viales como Cerezo, José Zamoray o Agustina de Aragón, además de la citada calle Pignatelli.

Serrano dijo que "si no hay seguridad, se degrada el urbanismo", y viceversa. Recordó que el gobierno creó en agosto una mesa de trabajo con responsables de diversas áreas para abordar el asunto, e hizo hincapié en el derribo de la fachada del número 78 de Pignatelli. Según señaló, ya en 1998 hubo una declaración de ruina y que, ante una reciente caída de cascotes, "no actuar hubiera sido una irresponsabilidad». «Si hay bloques que amenazan ruina vamos a intervenir, seremos inflexibles", apuntó el edil de Cs.

María Ángeles Ortiz (PSOE) señaló que al gobierno le toca «actuar y trabajar» porque "caminar por las calles de este barrio en compañía de los vecinos es para hacernos sonrojar a los políticos". Pidió atajar "la severa degradación urbanística" y, sobre todo, mejorar "la seguridad de los ciudadanos".

El portavoz de ZEC, Pedro Santisteve, pidió "con qué presupuesto y calendario" se va a poner en marcha el documento que elaboró el Consistorio durante la pasada corporación con la colaboración de los vecinos, y se centró en el derribo de la fachada de Pignatelli 78. "La propiedad quería tirarla desde hacía tiempo, y al final ha salido ganando. Le ha tomado el pelo a este Ayuntamiento. Espero que al menos se lo hagan pagar", dijo. Serrano contestó que se le cobrará de forma subsidiaria "hasta el último euro", y aseguró que llevó al juzgado el derribo de la fachada por el peligro que entrañaba para los viandantes y sin saber previamente quién era la propietaria del inmueble.

Fernando Rivarés (Podemos), por su parte, dijo que la seguridad "no es el problema principal", sino que es "la consecuencia". "Hay que tener una visión global, no solo centrado en la seguridad ciudadana", dijo el portavoz de la formación morada.

Por su parte, Julio Calvo, portavoz de Vox, criticó "la dejación" que ha tenido el Ayuntamiento con esta y otras partes del Casco Histórico "en las dos últimas décadas". En su opinión, la imagen que presentan es "sonrojante". "El hecho de que los vecinos hayan tenido que tomar medidas de autoprotección es síntoma de que ha habido un fracaso total", dijo el edil de la formación de extrema derecha.

Etiquetas
Comentarios