Zaragoza

zaragoza

El Ayuntamiento derriba la fachada y el andamio del inmueble en "estado de ruina" de Pignatelli

El consejero de Urbanismo ha rebatido a las entidades que han criticado este derribo al argumentar que estaba declarado de interés medioambiental: "Es falso que lo esté, aunque lo estuvo, y el interés ambiental permite hacer lo que hemos hecho porque amenaza ruina y así lo avalan los informes técnicos".

El Ayuntamiento de Zaragoza ha procedido al derribo de la fachada y el andamio del inmueble de la calle Pignatelli 78, en el Casco Histórico de la ciudad, declarado en "estado de ruina" por un juzgado de lo contencioso-administrativo.

A los trabajos de derribo ha acudido el consejero municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Víctor Serrano, quien ha indicado que este inmueble es "el culmen de la desidia de este barrio", al recordar que hace años la fachada ha sido declarada estado de ruina y desde 1998 "no tiene ningún grado de protección".

Víctor Serrano ha rebatido a las entidades que han criticado este derribo al argumentar que estaba declarado de interés medioambiental y que por tanto no se podía proceder al derribo.

Este viernes ha comenzado el desmontaje del andamio situado en el número 78 de la calle de Pignatelli de Zaragoza. Además del andamio, que lleva 15 años en este lugar, se va a derribar la fachada del edificio, que ha sido declarado en ruina.

"Es falso que lo esté, aunque lo estuvo, y el interés ambiental permite hacer lo que hemos hecho porque amenaza ruina y así lo avalan los informes técnicos. Hemos ido a un juzgado y la juez ha dictado un auto de que amenaza ruina y es peligroso y hay que desmontar el andamio y derribar la fachada".

En declaraciones a los medios de comunicación, Víctor Serrano ha contado que el informe técnico dice que está en "estado de ruina y es peligroso para las personas" y ha recordado que el pasado 3 de septiembre hubo desprendimientos. Tras certificarse este estado por el juzgado de lo contencioso administrativo se ha dictado un auto que "obliga a los propietarios o al ayuntamiento a derribar ambos elementos por ruinosos".

Víctor Serrano ha dejado claro que se trata de una ejecución "subsidiaria" porque el coste lo pagarán los propietarios del inmueble, tanto el desmontaje del andamio como el derribo de la fachada y la empresa encargada lo realiza en paralelo para evitar que al retirar el andamio se caiga la fachada y viceversa. 

"Narcopisos"

El andamio, ha relatado el consejero municipal de Urbanismo, ha actuado de "parapeto" para otras actividades en la trasera del solar y una vez que se retire se procederá a limpiarlo completamente.

"Está lleno de basura y es tal el deterioro que las máquinas no podrán entrar a desbrozar y se tendrá que hacer como un acceso subterráneo", ha expuesto Serrano para avanzar que posteriormente con los vecinos se estudiará que tipo de cerramiento se utiliza y luego se analizarán los posibles usos que aporten valor a la calle.

"Se les dijo a los vecinos del entorno de la calle Pignatelli que nos íbamos a tomar muy en serio sus problemas de seguridad y sus condiciones de vida y estamos actuando dentro de la parte que nos toca".

Víctor Serrano ha agregado: "Me he plantado, como prioridad, actuar en la zona Pignatelli y en desalojar los narcopisos de la calle Agustina de Aragón y que tienen atemorizados a los vecinos. Se hará con una orden judicial que autorice a entrar siempre que se declare en estado de ruina para poder entrar y proceder al desalojo".

El responsable de Urbanismo ha abundado en que para el Gobierno municipal PP-Ciudadanos la zona de Pignatelli es "una prioridad, estamos preocupados por la seguridad y el Ayuntamiento ha sido el motor al asumir como propio el problema de estos ciudadanos y esta será la línea de actuación". Finalmente, ha asegurado que los vecinos del entorno están "encantados" con esta actuación.

Etiquetas
Comentarios