Zaragoza

pueblos en fiestas

Aperitivo y música para abrir boca en las calles de Cariñena

Los vecinos han disfrutado del inicio de las fiestas con un encierro, una comida popular y una fiesta de la cerveza.

Decenas de cariñenenses se han reunido en la plaza Mayor para divertirse en el chupinazo.
Decenas de cariñenenses se han reunido en la plaza Mayor para divertirse en el chupinazo.
MACIPE

La localidad de Cariñena ya está oficialmente de celebración. Esta mañana han arrancado las Fiestas en honor del Santo Cristo de Santiago y sus calles respiraban esa atmósfera del primer día de jolgorio: indumentarias impolutas, preparativos de último momento y muchas ganas de festejos. Tras pasar por el centro de mayores José Bribián, corporación, reinas y la banda municipal se han encaminado a la plaza de España. Allí, desde las 12.30 se ha empezado a congregar el personal, arremolinado en torno a la fuente de la Mora, conocida porque de ella brota vino para la ya cercana fiesta de la vendimia.

Para todo el mundo es una jornada importante, pero de una forma especial lo es también para las reinas de fiestas: Nuria Torrijo y Berta González, de 16 años. “Es un día que vivimos con emoción”, ha explicado González. A lo que Torrijo añadía que “muy contentas”. “Ya tenemos asimilado que estos días tenemos que estar en muchos actos”, ha reconocido Torrijo. Para ambas este cargo es “algo que te hace ilusión desde que eres pequeña y veías a las reinas”.

En la plaza, se intercalaban los petos, camisetas y camisas multicolores de algunas de las 32 peñas con quien iba de paisano. “Es un día que lo pasamos muy bien, comemos en la peña, luego bajamos a las vacas y está la fiesta de la cerveza, pero al adelantar el inicio un día la gente está un poco descolocada, pero vamos, bien”, ha indicado Jésica Francés, de peña La Parra. En el caso de Encarnación García, acompañada de tres pequeños, ha confesado que “desde que se han levantado solo pensaban en el chupinazo y estos días son un no parar”. Y las caras de Damián, de 7 años, Adrián, de 9, y David, de 7, así lo ratificaban: “Lo que más nos gusta son los toros”.

Para Carlos Lorente, de la peña Qué pasa pues, es un día para “vivirlo a tope, porque empiezan las fiestas”. “Me pilla acatarrado pero con fuerzas para ir al vermú, luego cada peña se va a su local a comer, se echa el café y al encierro en la calle Mayor”, ha detallado. Pasadas las 13.10, ha tenido lugar el chupinazo con el lanzamiento de tres cohetes y acto seguido se ha servido un vino español dispuesto en el poyo que rodea a la fuente de la Mora, a lo que ha sucedido la intervención de la banda municipal de música y de los cabezudos.

Es un día fuerte, con el chupinazo, la charanga y el encierro, aunque al haber adelantado el inicio de las fiestas no es el día fuerte como otros años”, ha explicado Adolfo Simón, concejal de Festejos. “Se hace un programa para dar satisfacción a todo el mundo, pero lo que triunfa son sobre todo los actos taurinos y en especial el toro de ronda, que es Fiesta de Interés Turístico de Aragón”, ha puntualizado Simón.

A su vez el alcalde, Sergio Ortiz, ha subrayado que son días de amistad y de celebración, en los que, como pasa en muchos sitios, las personas que son muy de su pueblo y por avatares de la vida están fuera, están aquí y pueden disfrutar de Cariñena y nosotros de su presencia. Así, ha recordado que hoy Ángel Gil Orrios, director del Thalia Spanish Theatre de Nueva York, será el encargado de leer el pregón.

Etiquetas
Comentarios