Zaragoza

barrios de zaragoza

Bancos bajo un sol de justicia en Parque Goya

La asociación de vecinos del barrio trasladará una instancia al Ayuntamiento para que estudien el cambio de ubicación de varios bancos que apenas tienen uso por encontrarse a pleno sol. 

Bancos bajo un sol de justicia en Parque Goya
Bancos bajo un sol de justicia en Parque Goya
Heraldo.es

Pese a que el calor ha dado un respiro en la capital aragonesa, todavía son muchos los que van en busca de un banco a la sombra para recuperar fuerzas tras un buen paseo. Una tarea que en algunas zonas de Parque Goya no resulta fácil. Esto es lo que algunos vecinos han señalado que ocurre en el parque Tapices de Goya, ya que varios de sus bancos están situados a pleno sol.

No obstante, esa situación podría tener los días contados gracias a la propuesta de uno de estos residentes y al visto bueno de la asociación de vecinos del barrio, que prepara una instancia para pedir que se cambien de sitio. Concretamente reclaman la reubicación de varios bancos situados al final del parque Tapices de Goya, limitando con la zona del antiguo Eroski. Juan Manuel Hernando es el artífice de esta sugerencia, que surgió cuando paseaba por el parque con su mascota. “Nunca hay nadie, ya que cuando hace calor ahí no se puede estar”, señala. Además, el problema no se limita a las horas centrales del día, sino que también se da por la noche, ya que justo encima de ellos hay colocada una farola que atrae a numerosos mosquitos e insectos.

Lo mismo ocurre, según este vecino, junto a la zona infantil del parque, donde hay otros tres bancos sin una sola sombra. Lo paradójico es que entre los columpios y el final del parque sí que hay una zona protegida del sol en la que, para disgusto de los vecinos, no hay ningún asiento. “Allí hay una zona arbolada con buenas sombras en las que no hay ni un solo banco. Igual los colocaron antes de saber dónde iban a ir los árboles, no sé”, comenta Hernando.

Hernando tramitó su sugerencia a través de la página web de quejas del Ayuntamiento de Zaragoza, aunque todavía no ha recibido ninguna respuesta por parte del consistorio. Quien sí que ha recogido su reivindicación ha sido la Asociación Vecinal de Parque Goya, que hará llegar al Ayuntamiento esta demanda de forma telemática. “Es un tema recurrente. A veces, se colocan sin un criterio adecuado, sin estar bien protegidos del sol o del viento”, comenta Jesús Barrena, presidente del colectivo.

Y es que esta no es la primera vez que una queja así llega hasta sus buzones. Desde hace más de un lustro, la asociación lucha por conseguir que se coloquen bancos en el principio de línea del tranvía, en la parada de la Academia. “Ahí, las paradas no tienen asiendo. El único banco que hay está fuera de lo que es la parada y está a pleno sol”, lamenta Barrena. Hace dos años, a modo de protesta, los propios vecinos instalaron sillas en la marquesina para poder esperar al convoy sentados.

Primera reunión del curso

El asunto de la ubicación de los bancos fue comentado en el turno de ruegos y preguntas de la primera reunión del curso de la asociación, celebrada este domingo. Un encuentro importante para el barrio porque con él se reactiva de nuevo la actividad vecinal. “Sirve para marcar las líneas de trabajo a seguir, los objetivos a corto y medio plazo”, señalan desde el colectivo.

Otra de las cuestiones que se trató fue el problema de limpieza que sufre el aparcamiento que hay junto al colegio público Parque Goya, en la calle El Coloso. “Se encuentra en un estado de abandono tremendo. Hay muebles, ropa, enseres…”, explica Barrena, que confía en que una vez que la situación sea comunicada al Ayuntamiento, este pueda dar una respuesta rápida.

Lo que sí que avanza “a muy buen ritmo” son las obras de construcción del centro comunitario del barrio, que debería estar en marcha antes de que finalice el año. Este equipamiento fue impulsado por el anterior gobierno para dar respuesta al exceso de demanda de las actividades que se organizan en la Casa del Barrio de Parque Goya. De hecho, durante el pasado mes de febrero, este espacio batió todos los récords de ocupación desde su inauguración en 2015. Unas cifras de participación que, según la asociación, ponen de manifiesto la necesidad de contar cuanto antes con el centro cívico que llevan reclamando cerca de dos décadas.

Etiquetas
Comentarios