Despliega el menú
Zaragoza

aragón en fiestas

Un particular "bautizo festivo" tiñe de blanco y azul las prefiestas de Ejea

Casi 140 niños nacidos en el último año han recibido su primer pañuelo ejeano ante cientos de paisanos.

"Siento orgullo y reconocimiento hacia todas las personas que contribuyen con sus aportaciones a construir este programa que, en todo Aragón, es referente de calidad y de cualidades", afirmó la alcaldesa de Ejea de los Caballeros, Teresa Ladrero, en su saludo. Un programa que alberga más de 200 actos y que ha sido diseñado por el consejo de festejos, con la concejalía del área a la cabeza. Cada pieza que conforma este engranaje festivo es fundamental, por eso el trabajo en red es el ‘leitmotiv’ de las fiestas. InterpeñasEjea, la Feria Taurina de la Oliva, el Parque de la Alegría para los más pequeños o los días temáticos son algunos de los pilares fundamentales.

El principal reclamo es la programación musical. "Hemos diseñado un cartel que abarque tanto diferentes géneros como tendencias, escuchando a todas las franjas de edad. David Bisbal, el próximo 4 de septiembre, es el concierto estrella, pero también es importante la actuación de Café Quijano, la Orquesta Mondragón, Los 40 Conexión Dance o los ejeanos Tako", señaló el concejal de festejos, Sergio Pérez. Por los distintos escenarios, y hasta el domingo, habrá más de una treintena de actuaciones entre DJ, orquestas, grupos, etc.

Este viernes se celebró el día conocido como prefiestas, por eso, los primeros en subirse a las tablas fueron los miembros de La Troba, un grupo ejeano que se ha consolidado en la noche del viernes prefiestas. "Para nosotros es un orgullo actuar cada año en nuestro pueblo. Estos días son especiales, los dos discos que hemos publicado los presentamos durante las fiestas de la Oliva", aseguró una de las vocalistas, Susana Burguete.

Aunque antes, la atención estaba en otro punto, en la plaza de la Villa, donde 137 niños recibieron su primer pañuelo de fiestas ante la atenta mirada de cientos de ejeanos. Un particular bautizo festivo que les une con el pueblo que les ha visto nacer y que les va a ver crecer. Es sin duda, una insignia muy especial para las familias, donde aparece el nombre del pequeño y el escudo de la villa bordado.

Los concejales de la corporación, encabezados por la alcaldesa, y representantes de las fiestas como la pregonera de este año, María Laborda, fueron colocando, uno a uno, los particulares símbolos festivos. Los primeros en tener el pañuelo fueron los más chiquitines, los bebés nacidos en el primer semestre de 2019, y poco después los nacidos en la segunda mitad del 2018. Sonaron nombres como el de Sofía Ezquerra García, Marina González Oliván, Carlota Compaired Sánchez o Enzo Pérez Maqueda, y hubo momentos más que curiosos.

Por el escenario pasaron cuatro parejas de gemelos, hubo algún que otro llanto por parte de varios bebés y algún abuelo que no pudo reprimir la emoción. Pero sobre todo abundaron las risas y el buen ambiente. Este sábado, con el pregón y el chupinazo a las 12.00, han arrancado los nueve días más esperados del año en la comarca de las Cinco Villas.

Etiquetas
Comentarios